Recapturan a reo fugado del penal de Cieneguillas en 2009

miércoles, 8 de abril de 2015
SAN LUIS POTOSÍ, S.L.P. (apro).- La Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) informó que en esta capital fue capturado Erick Jesús Soto Estrada, uno de los 11 reos de alta peligrosidad que se fugaron en mayo de 2009 del centro penitenciario de Cieneguillas, en Zacatecas, junto con otros 42 internos. La dependencia precisó que agentes de la Policía Ministerial aprehendieron a Soto Estrada la tarde de ayer en la colonia Mártires. El sujeto contaba con una orden de reaprehensión por delitos contra la salud y violación a la Ley de Armas de Fuego, por lo que será trasladado a Zacatecas para que enfrente el proceso en su contra. La madrugada del 17 de mayo de 2009, sin que elementos de seguridad opusieran resistencia, un comando de Los Zetas ingresó al penal de Cieneguillas para “rescatar” a un grupo de reclusos. Al salir de la cárcel, de donde dispusieron de varias armas, los reos abordaron varias camionetas con torretas y pasaron frente a la comandancia de la Policía Federal y la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR), sin que nadie los detuviera. Posteriormente se informó que la fuga fue planeada y que desde semanas antes las autoridades del centro penitenciario tenían conocimiento que ocurriría. Un contingente de los reclusos “liberados” de Cieneguillas, en una operación presuntamente encabezada por un líder zeta apodado El Ostión, fue llevado desde Zacatecas hasta San Luis Potosí y albergado en una bodega. Días después se les asignaron distintas actividades delictivas en la región, entre ellas el halconeo, la distribución de drogas y como sicarios. Erick Jesús Soto Estrada y su hermano José Florentino, quienes estaban recluidos en el centro penitenciario por delitos contra la salud y posesión de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército, fueron incluidos en una lista de 11 reos de alta peligrosidad que el gobierno del estado –entonces encabezado por la perredista Amalia García Medina– divulgó al día siguiente de la fuga.

Comentarios