Expulsa el PAN de Guadalajara al exgobernador Emilio González por "alta traición"

martes, 12 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Era sabido en el Partido Acción Nacional (PAN) que, desde 2012, Emilio González Márquez, exgobernador de Jalisco y quien aspiró a la candidatura presidencial, apoyó a Enrique Alfaro, postulado por Movimiento Ciudadano al gobierno de Jalisco y ahora a la alcaldía de Guadalajara, pero hasta hoy lo expulsó “por alta traición”. El comité municipal del PAN en Guadalajara, que también gobernó de 2003 a 2006, resolvió expulsar a González Márquez por apoyar de manera directa a los candidatos de Movimiento Ciudadano, tras recibir una solicitud de sus aspirantes a diputados locales y federales. “Este órgano partidista determina la expulsión definitiva de Emilio González Márquez como militante del PAN, por alta traición al PAN por apoyar de manera directa a Enrique Alfaro en su candidatura a presidente municipal, así como a los candidatos a diputados locales y federales del Partido Movimiento Ciudadano", establece el resolutivo. La decisión del comité municipal del PAN se produjo con base en lo que prevé el artículo 33 del Reglamento de Sanciones, que establece: “Se considera expulsado del partido aquel que siendo miembro activo participe con otro partido político. Se considera participación cuando el miembro activo realice acciones encaminadas al beneficio de otro partido”. González Márquez fue acusado por numerosos panistas de “traición” desde que, en 2012, cuando el PAN cayó al tercer lugar, prefirió apoyar subrepticiamente a Alfaro, entonces candidato a gobernador y negárselo al candidato Fernando Guzmán Pérez Péláez, pese a formar parte de la misma cofradía de El Yunque. El coordinador de campaña de Guzmán Pérez Peláez, Héctor Álvarez Contreras, acusó a González Márquez y a sus personeros de apoyar a Alfaro en las elecciones para gobernador en 2012. “Estos cabrones traidores se tienen que ir del partido”, declaró públicamente Álvarez Contreras, quien, sin embargo, desde el año pasado Álvarez Contreras es también seguidor de Alfaro, lo mismo que otros prominentes panistas. Uno de ellos es Macedonio Tamez, exalcalde de Zapopan, quien renunció a su militancia de 40 años en el PAN y ahora es candidato de Movimiento Ciudadano a diputado federal por el distrito 10, justamente con cabecera en ese municipio, un bastión panista. Aunque ha habido numerosos personeros del exgobernador González Márquez, un dato acreditó también el respaldo de éste a Alfaro y a Movimiento Ciudadano: El de Alejandro Hermosillo González, amigo de Jesús González, hijo del exgobernador. Director del Instituto Jalisciense de la Juventud durante el gobierno de González Márquez, Hermosillo González fundó, junto con Jesús González, La Cantera, un grupo juvenil que duró apenas un año, en 2012, y al año siguiente brincaron a Altavoz, en el que participaron como activistas de Movimiento Ciudadano. Este episodio se conoció porque Pablo Neftalí Morales, quien se inscribió para competir en Movimiento Ciudadano por la diputación local del distrito 8, fue desplazado por Hermosillo González. De hecho, intentó contender como precandidato a la alcaldía de Guadalajara contra Alfaro, pero aseguró que Enrique Ibarra Pedroza, presidente del Consejo Ciudadano de ese partido, le prometió que sería candidato a diputado local, que finalmente fue para el emilista. “Me ofrecieron un distrito, pero les dije que esa no era mi intención. Yo no vengo a ver qué me dan, tengo independencia económica, no voy por el sueldo ni el cargo. Pero para llevar las cosas en paz acepté ir por el Distrito 8. ¡Pero resulta que el día de la asamblea no me dejan ni siquiera entrar! Me dicen que no podía, a pesar de que tenía el registro formal. Enrique Ibarra me dijo que ya tenían compromiso con otra persona y que no podían dármela”, aseguró Morales. González Márquez, quien gobernó Jalisco entre 2006 y 2012, se caracterizó por su frivolidad, despilfarro y corrupción, pero también por su subordinación al cardenal Juan Sandoval Íñiguez, ante quien descalificó a sus críticos por entregarle dinero público a la iglesia y a las televisoras para su proyecto presidencial. “¡Chinguen a su madre!”, exclamó el entonces mandatario, del que hoy mismo, ya expulsado del PAN, en el auditorio del PAN municipal de Guadalajara, descolgaron su retrato y lo arrojaron a la basura… Emilio González podría apelar su expulsión ante la Comisión de Orden del Consejo Nacional, la máxima instancia de dirección de ese partido. Por lo pronto, en una carta enviada al presidente nacional panista, Gustavo Madero no aclara su relación con Enrique Alfaro. Sí señala que mientras fue dirigente y candidato de ese partido respondió con resultados y que "no es quemando la casa como se construyen los triunfos electorales". Y añade: "soy y seguiré siendo panista; seguiré apoyando al PAN, esa decisión la tomé hace muchos años".