Peritos de la CNDH certifican atención a menores afectados por vacunas en Chiapas

martes, 12 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F., (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) envió al estado de Chiapas a un equipo de peritos médicos para consultar los expedientes clínicos de los niños que presentaron reacciones adversas a la aplicación de vacunas del IMSS en el “Centro Médico Chiapas Nos Une, Dr. Jesús Gilberto Gómez Maza”. La aplicación de vacunas BCG “Tuberculosos”, Hepatitis B, Rotavirus y Pentavalente provocó reacciones en por lo menos 31 niños, dos de los cuales murieron y 29 fueron hospitalizados. De estos últimos, cinco ya fueron dados de alta y seis permanecen graves. Tras estos hechos, que la CNDH calificó como “lamentables”, el ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, giró instrucciones para enviar al equipo de peritos médicos a Chiapas a fin de que consulten los expedientes de los menores que permanecen hospitalizados y verifiquen su estado de salud. Además, envió visitadores adjuntos del organismo que ya sostuvieron una reunión de trabajo con representantes de la comunidad La Pimienta, donde se encuentra el centro médico. También se reunieron con padres de familia de los infantes, y acudieron a la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Chiapas para conocer las acciones que ha emprendido por los hechos ocurridos el sábado pasado. De igual forma, han entrevistado a funcionarios del IMSS del gobierno federal y estatal para conocer las acciones que han implementado para la investigación de los hechos. Los visitadores, señaló la CNDH en un comunicado, entrevistan a los padres de los menores que permanecen hospitalizados y los de los menores que perdieron la vida. El personal de la CNDH también se concentra en la Clínica Rural IMSS-Prospera, en La Pimienta, y en el Centro de Salud de Simojovel, dependiente de la Secretaría de Salud del Estado, así como en el Hospital Rural del IMSS-Prospera ubicado en el municipio de Bochil, por tratarse de unidas hospitalarias a las que acudieron los padres a solicitar atención médica para sus hijos. La CNDH indicó que abogados y médicos del organismo investigan el caso desde el pasado sábado con la ayuda de intérpretes de la comunidad de La Pimienta, pues la mayoría de sus habitantes habla tzotzil. IMSS “trabaja a marchas forzadas” Por su parte, José Antonio González Anaya, director del IMSS afirmó que trabajan a “marchas forzadas” para saber qué pasó con las vacunas en Chiapas que presuntamente provocaron la muerte de dos niños y la hospitalización de 20 más. “Estamos trabajando a marchas forzadas para saber qué pasó con las vacunas en Chiapas, ese lote se aplicó en otras partes del país sin ninguna reacción”, dijo en entrevista con Radio Fórmula y rechazó aventurar qué motivó la reacción en los niños. Hasta ahora, dijo, se sabe que la única vacuna en común que recibieron 33 niños fue la de hepatitis B. “Ese lote se ha aplicado en otras partes sin ninguna reacción, es un problema muy localizado”, recalcó y aseguró que las vacunas son seguras. “Las vacunas, es una medida médica muy segura, aplicamos 35 millones de vacunas en un año. Han probado y son muy seguras. Es una cosa focalizada, sólo en Chiapas”, insistió. González indicó que es difícil saber cuándo se podrán determinar las causas de las reacciones adversas de las vacunas. La investigación, abundó, lleva 72 horas en curso, pero se necesita más tiempo. “El sábado que fuimos informados mandamos un equipo de gente con tres propósitos. Toxicólogos, pediatras, internistas, liderados por el director médico del IMSS, para asegurar la mejor atención a los pacientes, a los niños y a las niñas”, dijo. El equipo fue acompañado de la Secretaría de Salud y han estado en permanente comunicación con el gobierno del estado, precisó. “Estamos muy pendientes, en muy buena coordinación con el gobierno del estado”, sostuvo. González Anaya destacó que el lunes pasado fueron dados de alta cinco de los niños hospitalizados.