Denuncian que paramilitares pretenden despojar a bases de apoyo del EZLN

viernes, 15 de mayo de 2015
México, D.F., (apro).- Pobladores del municipio de Ocosingo, Chiapas, denunciaron que paramilitares de Chilón pretenden despojar de sus tierras a bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). En un comunicado, la Junta de Buen Gobierno (JBG) El Camino del Futuro, con sede en La Garrucha (Ocosingo), destacó que la mañana del pasado domingo 10, un grupo de 28 personas del barrio Chikinival, perteneciente al ejido Pojkol (Chilón), arribó junto con 21 paramilitares al poblado El Rosario, “donde viven los compas bases de apoyo zapatista”, e intentaron sacarlos por la fuerza de sus tierras recuperadas. Precisó que ese mismo día, durante varias horas, un grupo se dedicó a medir las tierras y otro se dirigió a la casa de un compañero base de apoyo, donde sólo se encontraba su hija de 13 años de edad. Dos paramilitares –expuso– entraron a la vivienda y un tercero hizo guardia en la puerta, y al ver que la niña salió corriendo le disparó con una pistola calibre 22. “Al momento de los disparos llegó el padre de la menor para defenderla, le tiró una piedra al agresor y le dio en la cabeza. A la niña no le atinó todos los balazos”, apuntó. De acuerdo con el texto, al herido se lo llevaron sus compañeros que se encontraban a 30 metros, pero el lunes 11 regresó para exigir a la familia de la niña que le pagara 7 mil pesos “para su curación”. Ese mismo lunes 10, alrededor de las 7 de la noche, “llegaron al poblado Nuevo Paraíso, del municipio autónomo Francisco Villa, 16 personas, tres de ellas armadas con dos pistolas calibre 22 en la mano y un arma larga de calibre 22, a bordo en ocho motocicletas”. Esas personas lanzaron sobre la calle una carta “en la que culpan a los compañeros bases de apoyo de provocar estos problemas, pero en la realidad nosotros no estamos provocando ningún problema, porque hemos estado buscando alternativas de solución por vías pacíficas para tratar de solucionar este asunto, pero ellos nunca nos han entendido”. Según los zapatistas, en un intento por frenar las agresiones entregaron una hectárea a cada una de las 21 personas “que están provocando”, pero las amenazas no cesan.

Comentarios