Exigen destitución de mando policiaco de Juárez tras atentado a Leyzaola

sábado, 16 de mayo de 2015
CHIHUAHUA, Chih. (proceso.com.mx).- Luego de las acusaciones hechas contra el director de la Policía Municipal de Ciudad Juárez, José Antonio Reyes Ramírez, de haber mandado matar al exsecretario de Seguridad Pública de Ciudad Juárez, Julián Leyzaola Pérez, el Partido Acción Nacional (PAN) exigió la destitución del jefe policiaco. “Las declaraciones de Leyzaola exhiben la incompetencia, falsedad y la perversidad con las que actúan las autoridades de Chihuahua, que nuevamente vertieron diversas versiones sobre el motivo el atentado que sufrió el exfuncionario público”, dijo el presidente del Comité Directivo Estatal del PAN, Mario Vázquez Robles, en un comunicado de prensa. El dirigente consideró grave lo dicho por el teniente coronel en retiro, quien fue secretario de Seguridad Pública durante la administración de Héctor Murgía Lardizábal. Leyzaola aseguró ayer en entrevista con el semanario Zeta que el sicario que le disparó le dijo que el ataque era un “mensaje del dire Reyes”. El PAN exigió que Reyes Ramírez sea inmediatamente destituido del cargo para investigarlo a fondo porque fue señalado directamente como cómplice del crimen organizado, acusación suficiente para que se le pierda toda la confianza institucional. “¿Qué dice  ahora el gobernador al respecto?, ¿seguirá mintiéndole a los chihuahuenses?”, cuestionó Mario Vázquez. El dirigente panista considera que es absurdo que el fiscal general Jorge Enrique González Nicolás espere a que Leyzaola Pérez presente su denuncia ante la Fiscalía del Estado, porque “además de seguir inventando diversas versiones sobre las investigaciones policiacas, son precisamente sus mandos junto con los de Seguridad Pública Municipal, quienes han sido señalados cómplices de quienes intentaron matarlo”. Vázquez llamó a la ciudadanía a cuestionar en manos de quién está la seguridad pública de los juarenses y del estado. Leyzaola no quiso rendir declaración, acusa la Fiscalía Las acusaciones de Leyzaola fueron conocidas por las autoridades de la Fiscalía General del Estado durante la Reunión Nacional de Seguridad Pública que se realizó en el hotel Soberano de esta ciudad. Ahí se reunieron fiscales, procuradores y secretarios estatales de seguridad de Sonora, Sinaloa, Baja California Sur, Baja California Norte y Chihuahua. Afuera de la reunión el fiscal de la Zona Norte, Enrique Villarreal Macías, rechazó los señalamientos de Leyzaola y dijo que éste no aceptó la invitación que le hizo el Ministerio Público para que declarara. Junto a Villarreal, el secretario de Seguridad Pública de Juárez, César Omar Muñoz Morales, aseveró que Reyes Ramírez tiene un expediente limpio y ha trabajado con él desde hace tiempo. Admitió que éste fue agente estatal, como lo dijo Julián Leyzaola. “Es un joven entusiasta que ha venido trabajando conmigo, estamos trabajando en la capacitación de derechos humanos para toda la corporación, para tener presencia con toda la ciudadanía”, dijo Muñoz Morales. Agregó que están dispuestos a que se investigue a cualquier autoridad a la que se señale por ese asunto. Leyzaola aseguró que él mismo advirtió a la Fiscalía que Reyes Ramírez no era buen elemento, ya que él mismo lo corrió porque estaba coludido con Los Aztecas y habló con las autoridades estatales para que no lo contrataran pero aun así lo nombraron policía municipal de Juárez. “Dije: ‘no lo dejen entrar, es un malandrín’, y lo dejaron entrar al final. “Y la consecuencia fue ésa, lo dejaron entrar; pasa el tiempo, me salgo yo de la Policía y él llega como director de la Policía” informó Leyzaola al semanario Zeta. El secretario general de gobierno, Mario Trevizo Salazar, dio a conocer anteriormente que Leyzaola nunca quiso tener escolta a pesar de que se la ofrecieron al finalizar su encargo al frente de la corporación en Juárez. El teniente en retiro confesó que no tiene confianza en las autoridades de la Fiscalía General del Estado porque no le tomaron declaración y trataron de que se dijera que el móvil era por problemas personales con quien le disparó. El fiscal Villarreal respondió que la Fiscalía se basa en declaraciones oficiales que se hacen ante las autoridades y en este momento no hay una declaración oficial de Leyzaola, porque él se negó a hablar. “La invitación que se le hizo al teniente coronel, amigo mío por cierto, el teniente Leyzalola, para que hiciera una declaración ya en el momento mismo en que los médicos lo autorizaron para que declarara, él se negó a hacerlo”, enfatizó Villarreal. Dijo que se le hizo la invitación formal para que declarara unos tres días después del atentado. “Fue cuando los médicos autorizaron, cuando dijeron ‘ya está preparado para que tenga su mente clara, ya está médicamente hábil”, indicó. Agregó que el agente del Ministerio Público levantó la constancia cuando se le solicitó su declaración y él dijo “no quiero declarar”, por eso en la investigación no existe la dedicación, efectivamente. Sin embargo, estamos prestos para poder escucharlos si él menciona tal o cual irregularidad, o hace una acusación, la Fiscalía investigará como investiga a fondo cualquier asunto que le corresponda, pero no existe la declaración. “Me sorprende esa declaración (de Leyzaola) extraordinariamente porque en cuanto se informó del atentado, el fiscal se trasladó Chihuahua a Juárez y a mí me giró instrucciones para otorgar todo el apoyo, para darle apoyo en el hospital, el gobierno del estado se hizo cargo de los gastos médicos, nunca estuvo incomunicado, siempre estuvo platicando con médicos, con el fiscal general, conmigo y con su esposa y con el exalcalde Héctor Murguía, estuvo consciente antes de que lo metieran a quirófano, él siempre estuvo en condiciones de hablar”, reiteró el fiscal. Villarreal aclaró que lo que dijo Leyzaola no lo toma como declaración oficial en virtud de que no lo ha hecho en la carpeta de investigación, mientras que César Muñoz cuestionó porqué Leyzaola no hizo esas declaraciones en Juárez. El exsecretario de Seguridad Pública aseveró que la Fiscalía ha intentado inducir el móvil del atentado a una cuestión personal pero Villarreal y Muñoz también negaron dicho argumento: “Suena ilógico que si la persona de Seguridad Pública que se menciona tiene alguna intervención o le mandó causar un daño, no detenga a los responsables, ahí está para que se le investigue e interrogue”. Dieron a conocer que hay cuatro líneas de investigación sobre el atentado, y reconocieron que una es la probable participación de Leyzaola en la violación a la hermana de uno de los detenidos. Muñoz agregó que incluso cuentan con el video del momento del atentado en el cual participan dos personas que están detenidas, aunque al principio sospechaban que eran cuatro y descartó que esté involucrado el crimen organizado, ya que por el tipo de arma, calibre 380, se trata de otro tipo de personas. Además, dijo, sólo llevaban cuatro balas y detonaron sólo tres. “Estuvimos en el primer anillo de seguridad (en el atentado) cercano a él, estuvo la Policía Municipal y también hubo apoyo de la federal y militar”, agregó César Muñoz. El teniente coronel Julián Leyzaola Pérez se negó a declarar, aun cuando la Fiscalía General del Estado se lo propuso, señaló el fiscal de la Zona Norte, Enrique Villarreal Macías. Julián Leyzaola resultó herido el pasado 8 de mayo cuando se encontraba en su camioneta Jeep Comander, con su hijo de dos años. Su esposa se había bajado y regresó cuando le dispararon al exmilitar. Hasta ahora hay dos hombres vinculados a proceso: Antonio Castañeda Álvarez El Güero y Hugo Alonso Serenil Luna El Cabezón. El juez de Garantía pidió investigar la acusación de uno de los implicados en el atentado quien acusa a Leyzaola de haber violado a su hermana de 22 años.

Comentarios