Sólo 2 de los 5 menores implicados en asesinato de niño serán procesados

lunes, 18 de mayo de 2015
CHIHUAHUA, Chih. (apro).- De los cinco adolescentes que participaron en el asesinato de Cristopher Raymundo Márquez Mora, de 6 años, en un presunto “juego”, sólo dos serán presentados ante un juez especializado en adolescentes en conflicto, informó el portavoz de la Fiscalía Zona Centro, Eduardo Esparza. Por separado, el magistrado de la Sala Especializada en Adolescentes del Supremo Tribunal de Justicia (STJ), Rogelio Guzmán Holguín, confirmó en rueda de prensa que ya recibieron la solicitud de la imputación y se analiza la situación de cada adolescente. Sin embargo, adelantó que sólo a dos de ellos, los de 15 años, se les podrá dictar una medida privativa de su libertad. El magistrado refirió que la ley prevé que los menores de 12 años cumplidos y hasta los 18 pueden ser sujetos a un proceso jurídico. Esta semana se les formulará la imputación. A las personas menores de 12 años, continuó, no se les puede imponer medidas de prisión porque así lo señala la ley de Chihuahua. Por ello, dijo, los menores involucrados en la muerte del niño sólo recibirán atención psicológica y podrían ir a un albergue o permanecer en sus casas bajo vigilancia policiaca, de acuerdo con lo que determine el juez. Según la legislación de Chihuahua, a los mayores de 14 y menores de 16 años se les pueden imponer sanciones de 10 años en prisión por el delito de homicidio simple y hasta 15 años en caso de comprobarse otras agravantes. Guzmán Holguín explicó que se están realizando las diligencias para que se realicen esta misma semana las audiencias de los adolescentes. Sin embargo, aclaró que éstas serán privadas porque así lo exige la ley y los tratados internacionales, además de que así se han hecho otras audiencias de menores. “Pero la sociedad puede tener la certeza de que no habrá impunidad en este caso o que se piense que los menores de 12 años son inimputables, que recibirán una sentencia que no sea privativa de su libertad”, aseveró. Por ahora, los cinco menores agresores están bajo la tutela de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia, luego de que fueron retirados de sus respectivos padres.