Acusan de secuestro y robo a hijo de nuevo titular de Comunicaciones en el Edomex

jueves, 21 de mayo de 2015
TOLUCA, Edomex. (apro).- Francisco Eloyn Bringas, hijo del encargado de despacho de la Secretaría de Comunicaciones del Estado de México, Rubén Bringas Peñaloza, ungido tras el escándalo OHL, enfrenta una demanda mercantil por el adeudo de 200 mil pesos en productos cárnicos, y una penal por el presunto delito de secuestro, lesiones y robo de vehículo. Alfredo Gómez Díaz González, un distribuidor de carne, acusó que después de promover una demanda mercantil en busca de conseguir el pago del adeudo, Eloyn Bringas incurrió en tráfico de influencias y lo secuestró. Gómez Díaz González aseguró que el hijo del funcionario estatal le debía la cantidad de 200 mil pesos en productos que le fueron otorgados, bajo el compromiso de cubrir el costo posteriormente. No obstante, Eloyn Bringas se negó a cubrir el monto, y sólo hasta que el afectado recurrió a la demanda, el hijo del funcionario fue citado por su deudor en sus oficinas con la promesa de saldar la deuda. En lugar de entregarle el monto, el comerciante aseguró que Eloyn Bringas lo golpeó, torturó y mantuvo privado ilegalmente de su libertad hasta hacerlo firmar documentos sin leerlos. En virtud de la posición que su padre tiene a nivel gubernamental, el distribuidor de cárnicos advirtió que la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) le quiere dar carpetazo a la investigación 213216802015 por el presunto delito de secuestro, lesiones y el robo del vehículo en contra del hijo del titular de Comunicaciones. Desde el lunes 11, cuando levantó la denuncia, aseguró, no existe ningún avance e incluso el Ministerio Publico (MP) no tenía conocimiento del caso. “Acudo a la Procuraduría para que no se dé tráfico de influencias ni se le dé carpetazo a este asunto, pues él me debe la cantidad de 200 mil pesos por la venta de cárnicos que es a lo me dedico, inclusive tengo un acta levantada ante las autoridades mercantiles por la deuda”, recordó. El acusado, afirmó, además “nos amenazó a mi esposa, a mis hijos y mí. Me dijo que si hacía algo me iba a morir, por eso hago responsable a esta persona de lo que nos suceda, como lo señalé en la averiguación previa”. Con el nombramiento del papá del presunto agresor como titular interino de la Secretaría de Comunicaciones, el denunciante teme que las amenazas hacia su persona escalen y se concreten. Pese a ello, apeló a que el titular de la PGJEM no se deje influir y que las investigaciones se apeguen a derecho.

Comentarios