Casi mil viviendas dañadas en Acuña; tornados en el país no son "inusuales" como afirma Peña

lunes, 25 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F. (apro).- Un tornado arrasó literalmente esta mañana en un lapso de seis segundos casas, autos, postes de luz, árboles y anuncios publicitarios, todo lo que encontró a su paso en por lo menos cuatro colonias de la fronteriza Ciudad Acuña, en el estado de Coahuila. El inesperado fenómeno natural no sólo dejó destrucción y caos a su paso; también causó la muerte de 13 personas, lesiones a 850 de las cuales 192 fueron trasladadas a hospitales, seis de ellas requirieron cirugía y 44 permanecen hospitalizadas. Además, las autoridades federales y estatales tienen reportes de tres personas desaparecidas, aunque el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong reconoció el caso de una niña. En la región fronteriza, el registro de tornados en años recientes mantiene habilitado un sistema de monitoreo de precipitaciones, a fin de poner en alerta a la población que, en el caso de lo ocurrido hoy, no se activó. El meteoro lanzó automóviles y autobuses de traslado de personal por los aires, algunos de los cuales se estrellaron contra azoteas de casas que quedaron sin paredes y sin techo. Cerca de mil viviendas resultaron afectadas parcial o totalmente y unas cuatro mil se quedaron sin luz porque el meteoro arrancó postes derribando líneas de transmisión y transformadores. Según Evaristo Lenin Pérez Rivera, edil de Ciudad Acuña, fue una “destrucción atípica” de la que no se tenía registro desde hace en 110 años. Reconoció que gran cantidad de casas quedaron inhabitables, que la “situación es verdaderamente caótica” y las autoridades municipales están rebasadas, razón por la que solicitó el apoyo inmediato de los gobiernos estatal y federal. Dada la gravedad de la situación, advirtió que pasarán varios días antes de que la gente pueda regresar a sus viviendas. El tornado, relató, se registró entre las 5:30 y 06:00 de la mañana tras una fuerte tormenta que duró alrededor de media hora. Apenas terminó de llover, se formó el tornado que duró apenas seis segundos y destrozó lo que encontró a su paso en un radio de 1.5 kilómetros. En la zona afectada, la mayoría de los habitantes son obreros y prevalecen las casas de interés social, algunas de ellas sufrieron daños graves en su estructura con paredes derrumbadas y techos caídos. Vehículos y camiones de personal que circulaban en ese momento hacia la zona industrial fueron catapultados hacia el techo de las viviendas, por lo que decenas de personas tuvieron que ser hospitalizadas. Los lesionados presentaban golpes y cortaduras por impacto de objetos arrojados por el viento y fueron trasladados a hospitales Navales, Clínica 13, 81 y 87 del Instituto Mexicano del Seguro Social y al Centro de Salud de Ciudad Acuña. Tras la tragedia, la Secretaría de Gobernación (Segob), a través de la Coordinación Nacional de Protección Civil,  emitió la declaratoria de emergencia para Ciudad Acuña, con la que se activan los recursos federales del Fondo para la Atención de Emergencias. Así, las autoridades del gobierno del estado “contarán con recursos para atender las necesidades alimenticias, de abrigo y de salud de la población afectada”, señaló la Segob en un comunicado. Además informó que se habilitaron ocho refugios temporales para proporcionar alojamiento a las familias afectadas, en las colonias Santa Marta, San Antonio, Cedros, Emaús, Polideportivo, Granjas del Valle, Tierra Libertad, Gámez Sumarán. Por la mañana el gobernador Rubén Moreira realizó un recorrido por la zona de la tragedia, acompañado por el secretario estatal de Seguridad Social, el procurador de justicia, el director de Seguridad Social y todos los delegados federales para coordinar las labores de auxilio y la evaluación de daños. El gobernador dijo tener conocimiento de que además de una niña que se reporta como desaparecida, hay una familia cuyo paradero se desconoce, aunque se dijo confiado de que hayan buscado refugio y por ello no se les haya localizado. Moreira prometió destinar todos los recursos necesarios para la reconstrucción de las viviendas de las familias afectadas. En tanto, el presidente Enrique Peña Nieto informó a través de Twitter que giró instrucciones para que su Gabinete apoye a la población de Ciudad Acuña y se pueda recuperar la normalidad en la ciudad. Más tarde, durante una rueda de prensa ofrecida en el marco de la visita del presidente de Finlandia, Sauli Niinistö, informó que en las próximas horas se trasladaría a Ciudad Acuña para atender personalmente la emergencia. Aunque el noreste mexicano ha padecido tornados y al menos en dos casos ha cobrado la vida de personas, dejando a miles de damnificados, ni siquiera hay registros oficiales, según informó esta tarde el presidente. “Un tornado, (es) algo inusual en nuestro país y del que no se guarde memoria reciente, generó, lamentablemente, daños importantes en Ciudad Acuña, del Estado de Coahuila”, dijo. El Gobierno de la República lamentó las pérdidas humanas ocurridas tras el paso del tornado por Ciudad Acuña y reiteró que realizará todos los esfuerzos interinstitucionales para brindar el apoyo necesario a la población afectada y el pronto restablecimiento de los servicios. Historial La región fronteriza de Coahuila sí tiene registro de tornados en años recientes, entre éstos, destaca el ocurrido en abril de 2007 en Piedras Negras, a unos 80 kilómetros del lugar donde se registró el tornado de esta mañana, en el que murieron al menos tres personas, 15 se reportaron desaparecidas, más de 150 heridos y unos 7 mil damnificados. El año pasado, otro tornado se registró en septiembre en Piedras Negras, aunque esa vez no hubo reporte de daños ni decesos. En esa misma ciudad, en mayo de 2014 hubo otro tornado y, en junio, el también fronterizo municipio de Guerrero, Coahuila, registró un caso más. En mayo de 2011, se registró un tornado en Reynosa, Tamaulipas; en 2013, se registró otro tornado en Ciudad Victoria y uno más entre Monterrey y Nuevo Laredo. En esta última ciudad, apenas el pasado 15 de mayo se registró un tornado en la periferia sin causar daños. Riesgos en tres estados La Coordinación Nacional de Protección Civil de la Segob alertó sobre la posibilidad de vientos fuertes, torbellinos y tornados en la zona norte de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas. Con base en información del Servicio Meteorológico Nacional, indicó que existen condiciones meteorológicas que pudieran propiciar la ocurrencia de lluvias, caída de granizo, vientos fuertes, torbellinos y tornados en esas entidades”. Por ello, recomendó a la población extremar precaución y dar especial atención a personas enfermas y de la tercera edad, niños e indigentes. La población, abundó, deberá resguardarse en construcciones firmes, de preferencia alejadas de ventanas y ubicar estructuras endebles como espectaculares, anuncios, cables de electricidad y otros objetos que puedan ser arrojados por el viento. En caso de encontrarse dentro de un vehículo recomendó desalojarlo y buscar un refugio o, en su caso, ubicar una zanja o cuneta y proteger el rostro y cabeza con sus brazos. Según el SMN, hay posibilidades de que se presenten más torbellinos o tornados en Ciudad Acuña debido al sistema frontal número 53 que se mantendrá estacionado sobre el norte de Coahuila durante tres días e interaccionará con una canal de baja presión que se extenderá desde el norte hasta el centro del país generando fuerte inestabilidad en la región. Tornados como el sucedido hoy no se habían visto en México en más de 100 años. Según la escala Fugita, que se utiliza para medir la intensidad estos fenómenos, el registrado hoy alcanzó categoría cuatro y según esta medición sólo el 0.7% de los tornados alcanzan esta magnitud. La escala Fujita, aceptada desde 2007 en Estados Unidos para medir la intensidad de estos fenómenos, los clasifica de cero a cinco, es decir, el registrado esta mañana estuvo cerca de alcanzar su máximo potencial. Un tornado de categoría cuatro alcanza vientos de entre 267 y 322 kilómetros por hora y sus daños son calificados como devastadores. Casas de hormigón, ladrillo o de madera pueden quedar totalmente destruidas, en tanto que los coches pueden ser proyectados como misiles. (Con información de Arturo Rodríguez)

Comentarios