Mar de Fondo deja 218 casas dañadas en Guerrero

domingo, 3 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Como consecuencia del alto oleaje ocasionado por el fenómeno conocido como Mar de Fondo en Guerrero, las autoridades de Protección Civil reportaron 218 viviendas y 198 palapas dañadas, además de que 165 personas permanecen en tres albergues que fueron habilitados por las autoridades. En un comunicado, la Secretaría de Protección Civil informó que cuatro municipios de la región Costa Grande resultaron afectados por el alto oleaje del Mar de Fondo. En Acapulco, el fenómeno provocó la salida del mar en algunos puntos de la costera Miguel Alemán. Elementos de Protección Civil brindaron apoyo a la población de los municipios de Coyuca de Benítez y Acapulco, donde el fenómeno dejó varios daños. En Coyuca, dos comunidades fueron evacuadas debido a las marejadas. El Ejército aplica el Plan DNIII en Acapulco y Coyuca de Benítez por el fenómeno. Este sábado, en la zona Diamante de Acapulco, un turista de 25 años originario del estado de Morelos desacató las recomendaciones de no entrar a nadar y murió de asfixia por sumersión al ser arrastrado por las fuertes olas. Protección Civil indicó que 110 de las 218 viviendas dañadas se localizan en la comunidad de Playa Azul, municipio de Coyuca de Benítez; 27 en la Barra de Coyuca; 19 en el poblado de Michigan y 60 en Boca Chica, en Tecpan de Galeana; además de dos en Acapulco en la playa del hotel Emporio. Detalla que de las 198 enramadas, 60 se localizan en Boca Chica (Tecpan de Galeana), 48 en Coyuca de Benítez, 45 en playa Paraíso, 40 en la Barra de Coyuca y cinco en la Costera Miguel Alemán. Personal de Protección Civil realiza recorridos por las playas para que la gente no se meta. En Chiapas también hubo afectaciones por el Mar de Fondo, por lo que Protección Civil estatal pidió a la población extremar precauciones. Por su parte, el Servicio Meteorológico Nacional alertó este domingo a la población de los estados del litoral del Pacífico por la presencia de Mar de Fondo, que provocará olas de tres a cuatro metros de altura.