Acusan de tortura a exjefe policiaco implicado en ataque a la reportera Karla Silva

sábado, 30 de mayo de 2015
SILAO, Gto. (proceso.com.mx).- La Fiscalía que defiende a la periodista Karla Janeth Silva Guerrero en el proceso contra los autores materiales de la golpiza de que fue víctima, acusó formalmente al subdirector operativo de la Policía Municipal de Silao, Jorge Alejandro Fonseca Durán, de infligir tortura a la reportera y a su compañera Adriana Elizabeth Palacios. Fonseca era colaborador del director de Seguridad Pública, Nicasio Aguirre Guerrero, señalado como autor intelectual de la agresión a la reportera, quien no ha sido capturado. En la acusación formulada por la fiscal Yolanda Domínguez ante el juzgado de oralidad penal, se consignan inicialmente los presuntos delitos de lesiones calificadas causadas a Karla Silva; robo calificado en contra de Karla Silva, Adriana Palacios y el propio periódico El Heraldo. Sin embargo, la acusación incluye de manera subsidiaria el delito de tortura presuntamente cometido por el ex subdirector, previsto en el artículo 264 del Código Penal del estado, lo que robustece las acusaciones contra el ex funcionario municipal involucrado en el caso. Es decir, en caso de que no se proceda por los delitos de lesiones y robo calificados –principales motivos de la demanda contra el exjefe policiaco– se interpuso esta acusación por tortura. El artículo 264 del Código penal señala que comete tortura el servidor público que, con motivo de sus funciones, inflige a una persona dolores o sufrimientos físicos o mentales, con el fin de obtener, de ella o de un tercero, información o una confesión, de investigación, de castigarla por un acto que haya cometido o se sospeche que ha cometido, de intimidar o coaccionar a esa persona o a otras para que realicen o dejen de realizar una conducta determinada, de medida preventiva o de anular la personalidad de la víctima o disminuir su capacidad física o mental”. La ley prevé para esta conducta una pena de tres a 10 años, 100 a 300 días multa, privación de su empleo o cargo e inhabilitación permanente para el desempeño de la función pública. Fonseca Durán, detenido a mediados de septiembre y recluido en el Cereso de Irapuato, es actualmente el único de los cuatro hombres señalados inicialmente como autores materiales del ataque perpetrado en contra de la reportera del periódico El Heraldo de Silao, que sigue sujeto a proceso. Los otros tres acusados de haber atacado a la reportera y a su compañera en la oficina del periódico en septiembre pasado se encuentran libres tras acogerse a un juicio abreviado y confesar su culpabilidad. El primero en salir libre, Luis Gerardo Hernández Valdenegro, rindió testimonio ante el Ministerio Público señalando al presidente municipal Enrique Benjamín Solís Arzola como la persona que “encargó” golpear a la reportera. Hace una semana, Valdenegro fue baleado por hombres armados que viajaban en una camioneta y le dispararon cuando se encontraba afuera de la casa de un amigo al que visitaba. Este sábado, en una audiencia en el juzgado de oralidad de Silao, la fiscalía solicitó que se desahogue de manera anticipada la presentación de una declaración de Hernández Valdenegro antes del juicio, del que sigue formando parte por este testimonio. La juez aplazó su decisión al respecto, debido a que no fueron notificados n se encontraban presentes los otros dos autores materiales, ni sus defensores, por lo que citó a próxima audiencia para el lunes por la tarde.

Comentarios