Desmienten descongelamiento de cuentas de extesorero de Granier

martes, 5 de mayo de 2015
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El fiscal general del estado, Fernando Valenzuela Pernas, dijo que no ha recibido notificación sobre el “descongelamiento” de cuentas bancarias del exsecretario de Finanzas, José Manuel Saiz Pineda, como aseguró el exabogado defensor de éste, Xavier Olea Peláez. También rechazó que el gobierno estatal no pueda reclamar los 88.5 millones de pesos en efectivo hallados en mayo de 2013 en una refaccionaria del municipio de Nacajuca, propiedad de familiares de Marlis Cupil López, exsecretaria de Saiz Pineda, recientemente exonerada del delito de lavado de dinero. En entrevista con medios, Xavier Olea informó que Saiz Pineda lo relevó como abogado defensor pero durante su labor, afirmó, logró descongelar las cuentas bancarias de él y su familia, así como los bienes inmuebles asegurados. En junio de 2013, luego de una solicitud a la Procuraduría General de la República (PGR), la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) congeló las cuentas bancarias del extesorero, de su hermano Juan Fernando Saiz Pineda y de su madre, Martha Alicia Pineda Calcáneo, y se les aseguraron bienes inmuebles. Xavier Olea estuvo en Villahermosa para, dijo, entregar a su excliente los documentos de sus expedientes y cobrar sus honorarios. El abogado presumió que ganó el caso de Marlis Cupil al ser exonerada por un Tribunal Colegiado del delito de lavado de dinero por los 88.5 millones de pesos en efectivo encontrados en una propiedad familiar. También el del exsubsecretario de Egresos de la Secretaría de Finanzas, Miguel Ángel Contreras García, que ganó un amparo actualmente en revisión y recuperó “todo el dinero y propiedades” del extesorero José Manuel Saiz Pineda y de su familia. Además, insistió en que los 88.5 millones de pesos en efectivo fueron “sembrados” para implicar a Marlis Cupil en el proceso contra Saiz Pineda y que esa “billetiza” pertenece al gobierno federal, no al estatal. “Esos 88.5 millones de pesos son propiedad del gobierno federal, no del estado. Ese dinero es de la Federación porque fue juzgado en un proceso federal, no local, y el dinero venía de la Federación”, sostuvo. Incluso añadió que en el caso de Marlis, la CNDH comprobó torturas y violaciones a sus derechos humanos, y que puede regresar a Tabasco cuando decida, pues es totalmente libre del cargo de lavado de dinero que se le imputó. “Al ganar (Marlis) el amparo quedó demostrado que el gobierno del estado intervino en el asunto del dinero, con declaraciones sacadas con base en torturas, y por eso el Tribunal Colegiado le dio la razón”, indicó. El fiscal general Fernando Valenzuela aclaró que, en su recomendación, la CNDH no habla de torturas a Marlis Cupil, sino de “trato inapropiado”. Exhortó a Marlis presentarse a declarar ante la FGE “para poder dar cumplimiento a la recomendación de la CNDH” e invitó al abogado Xavier Olea para que informe “quiénes son los familiares de Saiz Pineda a los que se refiere, cuando asegura tenían una cuenta de alrededor de 80 millones de pesos”. Hasta hoy, informó, la FGE no ha recibido notificación alguna sobre ‘descongelamiento’ de cuentas bancarias y devolución de bienes asegurados al extesorero y familia. Respecto de los 88.5 millones de pesos en efectivo, dijo que ese recurso está en posibilidad de ser reclamado por el gobierno de Tabasco en función de que no fue acreditada su procedencia, por lo que puede ser requerido en términos de la Ley de Bienes Asegurados. El fiscal resaltó que el proceso de investigación del “saqueo” a Tabasco será largo y que, hasta la fecha, se lleva un 50% de avance. José Manuel Saiz Pineda, extesorero del exgobernador priista Andrés Granier, se encuentra preso desde junio de 2013 en el Centro de Reinserción Social del Estado (Creset), acusado de los presuntos delitos federales y del fuero común de lavado de dinero, defraudación fiscal y peculado. Granier Melo se encuentra recluido en la Torre Médica del penal femenil Tepepan del Distrito Federal, por supuestos problemas de salud, luego de ser detenido también en junio 2013 y pasar unas semanas en el Reclusorio Oriente. El exmandatario también está acusado de los presuntos delitos de peculado, lavado de dinero y defraudación fiscal.