Corresponsal de Proceso en Guanajuato presenta queja ante la PDHEG contra federativo de esgrima

viernes, 8 de mayo de 2015
MÉXICO, D.F., (apro).- La Procuraduría de los Derechos Humanos de Guanajuato (PDHEG) dio entrada hoy a una queja interpuesta por la corresponsal del semanario Proceso en esa entidad, Verónica Espinosa, por la agresión de que fue víctima en el ejercicio de sus funciones por parte del presidente de la Federación Mexicana de Esgrima, Jorge Castro Rea. En la queja, la comunicadora argumenta que en el incidente con el federativo se violentó su derecho a la libertad de expresión y se incurrió en violencia de género. “La actitud del presidente de la Federación Mexicana de Esgrima, el señor Jorge Castro Rea, sí fue a todas luces con una carga de misoginia y con una carga de discriminación contra una mujer periodista”, declaró Espinosa. Según información difundida por el diario digital zonafranca.com, la corresponsal de Proceso estuvo acompañada por la directora del Centro Las libres, Verónica Cruz. Al término de la diligencia declaró a sus colegas que se sintió vulnerada cuando fue atacada por Castro Rea mientras ella intentaba realizar su trabajo “Me sentí amenazada, sentí amenazada mi integridad física y lo viví en el momento en que él me arrebata de un manazo el celular, que es mi herramienta de trabajo (…) él estaba totalmente fuera de sí y yo creí que iba a cometer una agresión física", comentó. Asimismo, refirió que el procurador general de Justicia. Gustavo Rodríguez Junquera, se ofreció a recibirla, atención que aceptó con la condición de que se le trate como a cualquier persona. Los hechos El pasado fin de semana, el presidente de la Federación Mexicana de Esgrima corrió a Verónica Espinosa de las instalaciones donde se lleva cabo el Campeonato Nacional de esa especialidad, después de arrebatarle el teléfono celular y borrar varias fotografías que la reportera tomó como parte de su trabajo. Frente a numerosos testigos –entrenadores, competidores y padres de familia– Castro Rea ordenó a una colaboradora que echara a la reportera de los salones del complejo Galerías, ubicado en esta ciudad, tras negarse a conceder una entrevista solicitada para conocer las razones por las que impidió al entrenador cubano Alexander Llorente, a cargo de la delegación de Zacatecas, estar presente en las competencias. ¡No le voy a dar nada! ¿Es más, quién le dio permiso de entrar, con qué autorización? Este es un evento privado, pri-va-do, y usted no tiene autorización para estar aquí. ¡Váyase!”, gritó Castro Rea a la reportera, quien en todo momento se identificó como corresponsal de este medio de comunicación. Luego, de un manotazo arrebató el teléfono celular a la corresponsal –con el cual ésta le tomó dos fotografías segundos antes– y se lo dio a una de sus colaboradoras, identificada como María del Rosario Flores Esqueda, a quien le ordenó borrarlas. “¡Usted no me tiene por qué andar tomando fotografías, no!”, gritó el dirigente de la Federación Nacional de Esgrima. –Le estoy solicitando una entrevista, sólo le pido que por favor me atienda; estoy haciendo mi trabajo–, le dijo la corresponsal en reiteradas ocasiones. Flores Esqueda respaldó en todo momento las indicaciones del dirigente deportivo. “Yo renté estas instalaciones; se tiene que retirar”, dijo. Incluso, se interpuso entre la reportera y Castro Rea quien, furioso, no dejaba de gritar acercándose y exigiendo que aquélla abandonara el lugar. La mujer le devolvió el teléfono al funcionario y fue el propio Castro Rea quien borró las imágenes; sólo así devolvió el aparato a su dueña, para luego regresar al interior dando grandes zancadas, mientras Rosario Flores escoltaba a la reportera y al propio entrenador Alexander Llorente hacia la salida del complejo. En octubre de 2014, el semanario Proceso publicó las denuncias del entrenador cubano Alexander Llorente por los irregulares manejos de Castro Rea al frente de la Federación. A éstas se sumaron las quejas de otras exdeportistas y familiares de competidores, las cuales se han documentado: manejo dudoso de recursos, preferencia por algunos competidores para enviarlos a justas en el extranjero, “jineteo” del dinero de viáticos de los entrenadores, entre otras anomalías. Llorente renunció como entrenador nacional y posteriormente fue invitado a encargarse de los competidores de Zacatecas. Sin embargo, a partir de las denuncias el presidente de la Federación ha ordenado impedir el acceso del entrenador Llorente a las diversas contiendas. En León no fue la excepción. El próximo 13 de mayo concluye el Campeonato Nacional 2015, evento clasificatorio para la Olimpiada Nacional en las categorías infantil, cadete menor, cadete mayor, juvenil, open y mayores, en pruebas individuales y por equipos.

Comentarios