Otro senador priista se distancia de Duarte por "desorden financiero"

miércoles, 10 de junio de 2015
XALAPA, Ver. (apro).- Molesto por el “desorden financiero” que arrastra el gobernador Javier Duarte, con un déficit mensual cercano a los 900 millones de pesos, el senador priista José Yunes Zorrilla decidió marcar su distancia del mandatario. Es el segundo legislador que pinta su raya de Duarte. El primero fue el también senador Héctor Yunes Landa. El pasado 8 de enero rompió relaciones con el gobernador veracruzano por “fracturar al PRI” y “deteriorar la gobernabilidad” en el estado. “Se percibe un afán sectario, de pequeñez, que permea en todos los ámbitos de la vida pública. Es indudable que hay inestabilidad, atraso social, recesión. La clase política está confrontada con el gobernador. El PRI (está) dividido por una injerencia anacrónica y lamentable”, subrayó Yunes Landa en aquella ocasión, luego de abandonar abruptamente el recinto donde se celebró la promulgación de la Ley Agraria. Los argumentos de Yunes Zorilla no distan mucho de los de su primo. En un encuentro con reporteros en las afueras de un mercado de esta ciudad, el senador del PRI señaló que por el “desequilibrio financiero” y las erróneas políticas públicas decidió “marcar” una “sana distancia” en el tema político-administrativo con Duarte. “El diálogo existirá cuando los temas de Veracruz existan, no se ha dado últimamente porque evidentemente no ha habido esa coincidencia”, expuso. A un año de los comicios para renovar la gubernatura, José Yunes –integrante de la comisión de Hacienda y Crédito Público– destacó que “hay una presión mensual” en el Instituto de Pensiones del Estado por el uso de fondos educativos, derivado del “servicio de deuda” que afecta el gasto corriente. “Se gasta de más, hay más obligaciones que los ingresos. Lo que hace el estado cada mes es juntar todo ese recurso y empezar a pagar para a resolver la presión que más urge en ese momento, descuidando y desconociendo lo que estaba etiquetado para carreteras, por eso no lo vemos para salud o educación. No necesariamente es un acto de corrupción, pero sí es de responsabilidad pública y es lo que ha observado la ASF (Auditoria Superior de la Federación)”. Y recordó que por ello hay varias denuncias de la propia ASF ante la Procuraduría General de la República (PGR), que ya ha iniciado sus investigaciones. “Todos estaremos atentos a ese desenlace, lo que requiere la sociedad son decisiones claras y puntuales”, apuntó José Yunes, e insistió que Veracruz requiere resolver el desorden financiero porque sólo así se podrán dar resultados en pendientes sociales y tomar rumbo en otros rubros como la infraestructura y el combate a la pobreza. El otro Yunes, Héctor, fue un recio crítico del gobernador priista en el último tercio de 2014 y los dos primeros meses de 2015, pero en los últimos días ha matizado sus ataques contra Duarte en la prensa y foros políticos, luego de que el suegro de éste, Tony Macías, señaló en Coatzacoalcos que el senador priista “sería un excelente candidato a gobernador”.

Comentarios