Falta testigo clave a audiencia en caso de Karla Silva

martes, 2 de junio de 2015
IRAPUATO, Gto. (apro).- La juez de control de oralidad Wendy Labra Galván suspendió este martes la diligencia judicial sobre el caso de la periodista Karla Silva Guerrero al no asistir a rendir su testimonio Luis Gerardo Hernández Valdenegro, uno de los implicados. Incluso, advirtió a la Fiscalía que defiende a la periodista que si el testigo no se presenta el próximo viernes se desechará su testimonial como elemento de prueba. La fiscal Yolanda Domínguez se excusó ante la juez de control de oralidad por dicha ausencia. Explicó que Hernández Valdenegro estuvo custodiado por agentes de la Policía Ministerial en el hospital hasta el 28 de mayo, cuando fue dado de alta. El testigo de la fiscalía fue atacado a disparos desde un vehículo el 22 de mayo, cuando visitaba a un amigo en una comunidad cerca de la ciudad de León. Estuvo durante una semana en el hospital. El sábado, la fiscal Yolanda Domínguez, defensora de las periodistas en este caso, solicitó al juzgado tomar la declaración de Hernández antes del desahogo del juicio, al considerar que su vida corre peligro. Previamente, Hernández Valdenegro dio detalles al Ministerio Público sobre cómo se organizó el ataque a la reportera Silva Guerrero, debido a que el trabajo periodístico que ésta realizaba incomodó al gobierno municipal de Silao, ciudad donde es corresponsal del periódico El Heraldo. Según ha referido la fiscal, a él le tocó entrar en contacto con el director de Seguridad Pública de Silao, Nicasio Aguirre, quien presuntamente por órdenes del alcalde Benjamín Solís dispuso dar una golpiza a la reportera y amenazarla para que le bajara a sus notas, lo que Hernández Valdenegro y otros dos hombres cumplieron el 4 de septiembre pasado. En la agresión a la periodista y a su compañera Adriana Palacios también se involucró el subdirector operativo de la Policía Municipal, Jorge Alejandro Fonseca, quien permanece preso. Valdenegro y los otros dos implicados en la golpiza quedaron libres. A fin de cuentas, la declaración no pudo llevarse a cabo porque Luis Gerardo Hernández no fue encontrado. Incluso se declaró un receso de media hora para dar tiempo a que la fiscalía consultara con la Policía Ministerial para saber si habían podido localizarlo. Finalmente, la fiscal arguyó que los agentes ministeriales que fueron a localizarlo para trasladarlo al juzgado de Irapuato no lo encontraron en su domicilio, y que la hermana de Luis Gerardo, Loreto Hernández, dijo que éste se encuentra escondido, ignora su paradero y tuvo contacto vía telefónica con él por última vez el viernes 29. La juez Labra Galván aceptó dar tiempo a la fiscal para localizar al testigo y la apercibió por no hacerse responsable de asegurar su presentación este martes. “Quien ofrece la prueba tiene la obligación de informarle al tribunal dónde se le puede localizar; el tribunal no tiene la facultad de investigar y traerlo; es obligación de la Fiscalía traerlo tomando las medidas de seguridad pertinentes”, dijo la juez. Si Hernández Valdenegro no es presentado por la fiscalía que defiende a las reporteras el próximo viernes, se desechará la prueba al concluirse que hubo falta de interés de la Procuraduría, concluyó la juez Labra.

Comentarios