Denuncian acoso contra 30 familias evangélicas en Chiapas

martes, 23 de junio de 2015
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Autoridades del ejido Mariano Matamoros del municipio Venustiano Carranza, respaldadas por la mayoría de la población católica, cortaron la luz y el drenaje y además despojaron de dos predios a unas 30 familias evangélicas, conformadas por más de 120 personas. La Coordinación de Organizaciones Cristianas (Misión 21 Gramos AC) denunció hoy que las autoridades encabezadas por Humberto Zúñiga Bautista y Guadalupe García Moya se reunieron el domingo 14 “para realizar cortes de agua y drenaje de las familias evangélicas de ese lugar, a quienes han afectado desde el 2012 por la única razón de profesar una religión diferente a la mayoría de los habitantes del ejido Mariano Matamoros”. Un grupo aproximado de 400 personas, abundó Misión 21 Gramos, inició los cortes de agua y drenaje a unas 21 casas donde viven unas 30 familias, integradas por 84 adultos y 42 menores de edad. Incluso, por acuerdo de la comunidad, tres viviendas más ya estaban con los servicios interrumpidos desde el 2012. La Coordinación de Organizaciones Cristianas dijo que “a pesar de haber solicitado medidas precautorias ante las autoridades correspondientes un día antes, las familias evangélicas no recibieron el apoyo; peor aún, las entradas y salidas de la comunidad fueron bloqueadas con piedras y palos”. Además, el domingo 21 los evangélicos fueron despojados de dos predios en esa misma comunidad de Mariano Matamoros. Las autoridades y los ejidatarios católicos consumaron el despojo “quitando los alambrados de los predios con todo cinismo e impunidad. Los predios antes señalados son propiedad privada como lo ostentan con sus documentos sus respectivos propietarios. El organismo denunciante señaló que las autoridades estatal y municipales fueron advertidas desde la semana pasada y nuevamente no se implementaron medidas precautorias, dejando que ocurriera e despojo. En abril pasado, el comisariado ejidal circuló un aviso a todos los comercios de la población en el sentido de que serían multados con 5 mil pesos quienes vendieran o compraran a cualquiera de las familias evangélicas de la comunidad, incluyendo a prestadores de servicios de transporte local. Organismos como La Voz de Los Mártires, Consejo Estatal de Iglesias, Puertas Abiertas, Confraternidad de Chiapas, CSW e ICC, entre otros, manifestaron su preocupación ante estos actos impunes de persecución religiosa.

Comentarios