A un año de la represión de Moreno Valle, la justicia no llega a Chalchihuapan

martes, 23 de junio de 2015
PUEBLA, Pue. (apro).- Pobladores de San Bernardino Chalchihuapan convocaron a una marcha el próximo 9 de julio para conmemorar el primer aniversario de la represión policiaca ordenada por el gobernador Rafael Moreno Valle, que derivó en la muerte del niño José Luis Tehuatlie Tamayo y la detención de varios pobladores. Elia Tamayo, madre del niño asesinado, reclamó que a casi un año de los hechos, la impunidad prevalece y el gobierno estatal sólo ha hecho justicia a los suyos, ya que los policías señalados como responsables materiales del crimen de su hijo fueron liberados, pero continúan en prisión tres habitantes de Chalchihuapan, entre ellos el alcalde auxiliar Javier Montes Bautista. “Los pobladores no hicieron nada y son los que están en la cárcel. Eso no es justicia, lo están haciendo todo al revés. Como siempre lo he dicho, yo le di mi voto a Moreno Valle nomás para que le quitara la vida a mi hijo, eso no se vale”. En días pasados, al presentar su informe sobre la situación de los derechos de los niños en México, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) concluyó que en el caso del niño asesinado en Chalchihuapan no se ha hecho justicia. No obstante, el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), Roberto Flores Toledano, contradijo ayer ese dictamen y aseguró que el Poder Judicial de Puebla ya hizo lo que correspondía en ese caso. Alejandro del Castillo, abogado de la familia de José Luis Tehuatlie Tamayo, anunció que el próximo 9 de julio los habitantes de Chalchihuapan, junto con organizaciones sociales y miembros de la Coordinadora Estatal por la Dignidad de los Pueblos (CEDIP), realizarán una marcha que partirá desde el punto de la autopista Puebla-Atlixco donde hace un año fueron reprimidos, y concluirá en el Centro Integral de Servicios (CIS), sede del gobierno estatal. Durante 10 días, comentó, participarán en actos de protesta que culminarán en la misma fecha que hace un año falleció el niño Tehuatlie Tamayo, después de que resultó con una herida en la cabeza por un artefacto disparado por policías estatales. El abogado precisó que aunque la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dejó claro que los pobladores sólo respondieron a la agresión policiaca, continúan presos Vicente Juárez y Florentino Tamayo, además de Javier Montes Bautista. En tanto, los seis policías que fueron señalados como presuntos responsables del asesinato del niño y de haber causado lesiones graves a ocho pobladores, fueron puestos en libertad desde el 24 de diciembre, bajo el argumento de que no actuaron con dolo. Aracely Bautista, madre del alcalde preso, anunció que iniciará una huelga de hambre para reclamar la liberación de su hijo, a quien le levantaron cargos por supuestas agresiones a los policías y actualmente se encuentra preso en el penal de San Miguel. Señaló que Javier Montes está a punto de obtener un amparo que lo dejaría libre de cargos, pero ante la actuación del gobierno de Puebla en otros casos, teme que le adjudiquen nuevos delitos para impedir su liberación. Por separado, Hilario Gallegos, consejero estatal del PAN, lamentó que a casi un año de los hechos, la ley que originó la protesta (Ley Orgánica Municipal) y la que permitió la represión con armas no letales (‘Ley Bala’), sigan vigentes hasta la fecha. “En su momento se habló de que se iba a derogar la Ley Bala, pero a la fecha no se le ha cambiado ni una tilde”, reclamó. Por ello, señaló que parte de la jornada de protestas que llevarán a cabo diversas organizaciones, en solidaridad con Chalchihuapan, incluirá reclamos al Congreso local para que deroguen esas normas que afectaron a los pobladores de las juntas auxiliares.