Pobladores de Q. Roo linchan a delincuente

viernes, 5 de junio de 2015
CANCÚN, Q. Roo., (apro).- Pobladores de la ribera del Río Hondo, en la frontera con Belice, protestaron contra el aumento de la delincuencia en esta región, traducida en una ola de robos, al menos ocho violaciones, así como el linchamiento de un presunto delincuente y la “cacería” de sus cómplices. La medianoche de este jueves un hombre de origen centroamericano murió a causa de los golpes de los habitantes en la comunidad ribereña de Carlos A. Madrazo. El sujeto fue acusado de cometer diversos robos en este poblado cañero, perteneciente al municipio de Othón P. Blanco (Chetumal). De acuerdo con informes oficiales, los hechos ocurrieron alrededor de las 23:00 horas de ayer, cuando una familia descubrió a tres ladrones en el interior de su domicilio. Los pobladores alcanzaron a uno cuando salía de la casa con dos teléfonos celulares en su poder. Lo sometieron y lo llevaron a la cancha de cemento “de usos múltiples” de esta comunidad, ubicada a unos 21 kilómetros de Chetumal. En medio de ese sitio cubierto por un domo, los habitantes empezaron a golpearlo, mientras él permanecía indefenso, de rodillas, frente a la turba. Al lugar llegaron elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) y de la Policía Municipal (PM) quienes trataron de rescatar al sujeto malherido y ensangrentado. Sin embargo, la gente no lo permitió. De pronto, se produjo un apagón en la cancha de apenas unos segundos. Cuando las lámparas se encendieron de nuevo, el hombre ya tenía el cuello cortado, presuntamente con un machete. Poco a poco, los pobladores empezaron a retirarse del lugar. El cuerpo quedó inerte frente a los policías. Esta tarde, el hombre fue identificado como José Juan Pérez Ramos, de 36 años de edad, originario de Guatemala. El linchamiento se dio luego de una serie de protestas de pobladores de la ribera del Río Hondo por el aumento de la delincuencia en esta franja fronteriza con Belice. Cinco horas antes, el director de la Seguridad Pública del Municipio de Othón P. Blanco, Didier Vázquez Méndez, tuvo una audiencia con pobladores de Carlos A. Madrazo, y habitantes de las comunidades vecinas de Ucum y Sergio Butrón Casas. Los habitantes se quejaron con el funcionario del aumento de la inseguridad y la delincuencia. Le recordaron que en los últimos dos meses se registraron 35 robos y ocho violaciones. También se quejaron de que las comunidades ribereñas no hay presencia policiaca. De acuerdo con medios de comunicación locales, no hay precedentes de un linchamiento en Quintana Roo. Fue tal la fuerza de la acción que esta tarde, decenas de personas de 14 comunidades de la ribera del Río Hondo, se trasladaron a la localidad de Carlos A. Madrazo, guiados por la versión difundida en redes sociales de que en ahí estaba uno de los cómplices José Juan Pérez Ramos El supuesto cómplice fue identificado con el mote de El Colás, se dijo que había sido detenido entre los campos de caña. Al lugar llegaron unos 400 elementos de la PEP y la PM, así como de la Policía Judicial, encabezados por el titular de la Secretaría Estatal de Seguridad Pública (SESP), Juan Pedro Mercader Rodríguez, y el secretario del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, Jorge Aguilar Cheluja. Y aunque la detención de El Colás resultó ser un rumor, Mercader Rodríguez ofreció reforzar la seguridad en la región. A través de un comunicado, el procurador general de Justicia, Gaspar Armando García Torres, “lamentó los hechos” e informó que se abrió la carpeta de investigación numero CI/STE/03/11/00048/6-2015 por el delito de homicidio calificado. “Exhorto a la ciudadanía a actuar dentro del marco de derecho y de ninguna manera tomar la justicia por su propia mano”, afirmó el funcionario. Detalló que, “con base en los resultados de la necropsia realizada al cadáver, la causa de la muerte fue el shock hemorrágico hipovolémico, consecutivo a herida cortante en cuello”.

Comentarios