Confía 'El Bronco' en que Peña le ayude a rescatar de la quiebra a Nuevo León

miércoles, 29 de julio de 2015
MONTERREY, N.L. (apro).- El gobernador electo Jaime Rodríguez Calderón aseguró que el presidente Enrique Peña Nieto ayudará al estado a resolver los problemas financieros que lo tienen al borde de la quiebra. Después de reunirse hoy en Los Pinos con el jefe del Ejecutivo federal, El Bronco dijo que pronto regresará a la Ciudad de México para presentar al secretario de Hacienda, Luis Videgaray, un plan para sanear las finanzas de la entidad. Rodríguez Calderón explicó que la entidad enfrenta un déficit presupuestal de 6 mil 200 millones del actual gobierno priista de Rodrigo Medina, hecho que coloca al estado en una situación próxima a la parálisis. “Le expliqué que es difícil la maniobrabilidad del gobierno de Nuevo León con esa gran deuda. Él ofreció ayudarnos, quedamos que le traería en los próximos días al secretario de Hacienda algunos esquemas de cómo nosotros creemos que se puede solucionar”. “Lo que quería con esta visita al presidente es plantearle los temas generales y que él me indicara con quién los tengo que tratar en particular. Veré con el secretario de Hacienda esta gran deuda y que el presidente nos dijo que nos iban a apoyar en algunos planteamientos que le presentaré en los próximos días al secretario”, explicó El Bronco. El mandatario electo precisó que recuperar a Nuevo León de su déficit, con una deuda total próxima a los 66 mil millones de pesos, implica una tarea de aproximadamente tres años, con acciones como reducir hasta en 30% la nómina, eliminando áreas inútiles y gastos suntuosos. “No tenemos ya capacidad de deuda. Estamos al nivel de la quiebra. La deuda es tan grande y los recursos están todos comprometidos. No tenemos posibilidad de endeudar más al estado”, advirtió. Al referirse a la tenencia vehicular, impuesto que en campaña se comprometió a eliminar, Rodríguez dijo que buscará un mecanismo para disminuir su aplicación paulatinamente hasta, eventualmente, retirarlo por completo. “Dije que aplazaría la decisión (sobre retirar la tenencia), pero hay posibilidades de quitarla. Ayer planteaba que no quiero tomar ninguna decisión en este momento hasta que no sepamos cómo resolver el problema. La tenencia en Nuevo León debió haberse quitado hace mucho. Insisto en que tenemos que quitarla, pero tengo que ser responsable, no puedo hablar por hablar”, justificó. Luego comentó que ya planteó al futuro tesorero Fernando Elizondo Barragán, la necesidad de establecer un plan para reducir el impuesto vehicular a partir de que él rinda protesta como gobernador el próximo 4 de octubre. Por las dificultades financieras, el estado enfrenta problemas inmediatos para concluir la Línea 3 del Metro y para arrancar el plan hidráulico Monterrey VI que, al parecer, no será realizado, pues la entidad carece de recursos para realizar este proyecto que cuesta unos 60 mil millones de pesos. Cuando abordaron el tema político, El Bronco dijo que Peña Nieto manifestó disposición a trabajar con él, pese a ser independiente, una condición que le ayuda a él y a Nuevo León, pues trabajará sin necesidad de rendirle cuentas a ningún partido, ni con la obligación “de darle chamba a recomendados”. También reiteró que, en campaña, ninguno de los grandes empresarios de la entidad, como José Antonio González Carbajal, del Grupo Femsa, aportó recursos, como se dijo. “No nos dieron ni un six de Tecate. Nuestra campaña fue hecha por los ciudadanos de Nuevo León, no por empresarios. Esas son leyendas urbanas. Más bien creo que los empresarios apoyaron al PRI y al PAN”, atajó. Además, reiteró que no habrá “borrón y cuenta nueva” cuando inicie su mandato y que investigará a Medina de la Cruz y a todos los funcionarios. “Yo no meteré a la cárcel a nadie. Será la ley, con base en las pruebas que tengamos”. Los reporteros preguntaron a El Bronco si le gustaría la residencia oficial de Los Pinos para vivir, y Rodríguez Calderón respondió: “Está muy bonita esta residencia. El 2018 está muy lejos, quizás si hay un atrevido por ahí le puedo dar un consejo, o quién sabe, no puedo imaginarlo”. Al final dijo que la reunión con Peña Nieto fue agradable: “Me cayó bien el presidente”, remarcó. Ya lo invitó para la ceremonia en la que será investido mandatario nuevoleonés, y está en espera de respuesta. Rodríguez Calderón asistirá este jueves 30 a la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), en el Estado de México.

Comentarios