Empresario se disculpa por foto en la que humilla a indigente

miércoles, 29 de julio de 2015 · 20:52
MÉXICO, D.F. (apro).- Francisco Argüelles Medina, empresario y dueño del restaurante Los Carbones de Ensenada, Baja California ofreció disculpas públicas tras la fotografía difundida en redes sociales en la que se le ve sujetar a un indigente quien tiene un lazo amarrado al cuello. A una semana del hecho que provocó la renuncia de Pedro Quezada Vázquez, director académico de la Universidad Xochicalco campus Ensenada, y de la defensora pública Verónica Casillas, quienes también aparecen en la imagen, el empresario publicó un video en YouTube en el que afirma que su error fue haber agarrado la cuerda: “A toda la comunidad: pido perdón por la foto que ha andado circulando en las redes sociales donde salimos un grupo de amigos y sale el joven Nico. Mi error fue haber agarrado la cuerda. “Lamentablemente he afectado a mi familia y a la de mis amigos, sobre todo dos de ellos que renunciaron a su trabajo... pido perdón por lo sucedido”, dice en el video de escasos 33 segundos. La semana pasada, circuló en las redes una imagen en la que Argüelles aparece sosteniendo una cuerda que el indigente a quien identifica como Nico, tiene amarrada al cuello. Junto a él se sitúan sonrientes Verónica Casillas y Pedro Quezada Vázquez. La imagen causó tal polémica que la defensora y el director académico de la Universidad Xochicalco se vieron obligados a renunciar a sus cargos. Un video captado por la cámara de seguridad de un establecimiento comercial ubicado en avenida Primera, muestra el momento en que el indigente atraviesa la calle para acercarse a un carrito de venta de elotes y esquites pero se aleja con las manos vacías. En ese instante un grupo de personas sale de un establecimiento, se detienen en la banqueta y el indigente se acerca a ellos. Una mujer con vestido largo se separa del grupo para tomar la foto, el resto forma una media luna en torno a Nico y se dejan retratar. El grupo se disuelve y Nico vuelve a atravesar la calle y se pierde entre los transeúntes.

Comentarios