Por extorsión y secuestro denuncian a funcionarios del INM

martes, 11 de agosto de 2015
OAXACA, Oax. (apro).- Con el acompañamiento del padre Alejandro Solalinde, un grupo de migrantes cubanos denunció ante la Unidad Especializada en Investigación de Tráfico de Menores, Personas y Órganos de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), a cuatro funcionarios del Instituto Nacional de Migración (INM) por los delitos de abuso de autoridad, secuestro, extorsión y tráfico de personas. Se trata de Jordán de Jesús García Orantes, delegado del INM en Chiapas; Dora Patricia Granales Cordero, subdelegada en San Cristóbal de las Casas; José Manuel Figueroa Díaz, subdelegado en la Zona Centro, y Greysi Bermúdez Casillas, directora jurídica de la estación migratoria. Alberto Donis, del Albergue de Migrantes Hermanos en el Camino, relató que los funcionarios del INM pretendieron extorsionar a familiares de los cubanos detenidos en la estación migratoria de San Cristóbal de las Casas, Chiapas. Precisó que los familiares, quienes residen en Estados Unidos, recibieron una serie de llamadas de supuestos “coyotes o traficantes de personas”, los cuales les pidieron diversas cantidades de dinero para sacar a los cubanos y llevarlos a la frontera norte. “Cuando yo pedía hablar con mi hijo, el mismo agente que me contestaba el teléfono era el que después me llamaba para pedirme dinero”, relató la madre de uno de los detenidos. Ante las constantes llamadas de extorsión y la negativa del INM para permitirle el ingreso a la estación migratoria, el padre Alejandro Solalinde solicitó la intervención de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que envió a dos visitadores adjuntos a San Cristóbal de las Casas para negociar la salida de los migrantes. Según los propios cubanos, la autorización para que se les otorgara la salida ya había sido ordenada desde las oficinas de México, pero en la estación migratoria se negaron a cumplir la medida. Esta tarde, en cuestión de minutos, los funcionarios del INM, acompañados por los dos visitadores de la CNDH, llevaron a los 15 migrantes al Aeropuerto Internacional de Tuxtla Gutiérrez, para que de inmediato tomaran su vuelo a la frontera. Los afectados también presentaron una denuncia en contra del abogado Mario Jesús Ramos Castellanos por estafar con mil 500 dólares a uno de los familiares de los cubanos, con la falsa promesa de sacar a su pariente de la estación migratoria.

Comentarios