Buscan en basurero de Puebla el cuerpo de embarazada asesinada por su novio

lunes, 31 de agosto de 2015
PUEBLA, Pue. (apro).- Los restos de Paulina Camargo Limón son buscados desde este fin de semana por cuerpos de emergencia y policías ministeriales entre toneladas de basura ubicadas en el relleno sanitario de Chiltepeque en esta ciudad, informó el padre de la joven, Rolando Camargo. De acuerdo con la familia de Paulina, de 19 años, quien tenía un embarazo de 18 semanas cuando desapareció el martes 25, hallar el cuerpo es crucial para que se le puedan levantar cargos por feminicidio a José María Sosa Álvarez, novio de la joven. Según la abogada Marisol Montes Baro hasta ahora el estudiante de Mecatrónica de la Universidad Valle de México sólo está preso por el delito de “falsedad de declaraciones”, por lo que podría recuperar su libertad en las próximas horas si no se encuentra la evidencia de que asesinó a Paulina Camargo. La abogada dio a conocer que Sosa Álvarez confesó el fin de semana que había estrangulado a la joven cuando discutieron en su departamento ubicado en la Unidad Habitacional Las Margaritas, porque ésta se había negado a abortar. De acuerdo con esta versión, el estudiante colocó el cuerpo de Paulina en bolsas de basura que depositó en un contenedor ubicado en la unidad habitacional que había sido llevado por el servicio de limpia al basurero municipal. Montes Baro aseguró que además, la Policía Ministerial del estado busca más evidencias que pudieran inculpar al joven, sobre quien recaen las sospechas de la familia debido a que fue el último que vio a Paulina y porque ha caído en varias contradicciones. El joven, también de 19 años, afirmó que el pasado martes 25 de agosto acompañó a su novia al ginecólogo y después platicaron por más de dos horas en la calle. Luego, dijo, la acompañó a tomar un taxi que la llevaría a su casa y desde entonces ya no supo de ella. La defensa de Sosa Álvarez señaló que hasta ahora los únicos cargos contra el estudiante se desprenden del video de una cámara vial donde se puede apreciar que subió a un taxi junto con Camargo Limón. Por ello se le acusa de haber incurrido en “falso testimonio”. Sin embargo, hasta ahora las autoridades no han encontrado evidencias en el departamento que confirmen el supuesto crimen. El abogado de Sosa aseguró en cambio que existen evidencias de que el estudiante originario de Veracruz fue torturado para que se confesara responsable del crimen, por lo que no se le pudieron levantar cargos por el supuesto feminicidio. Confirmó que hasta ahora los únicos cargos en contra de su defendido son por falsedad de declaraciones, por lo que podría salir en libertad en 48 horas y entonces daría a los medios de comunicación su versión de lo ocurrido.

Comentarios