Detectan sobreejercicio de 12 mil 450 mdp en Sonora

miércoles, 2 de septiembre de 2015
HERMOSILLO, Son., (apro).- El Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización (ISAF) reportó que el gobierno de Guillermo Padrés sobre ejerció recursos públicos por una cantidad superior a los 12 mil 450 millones de pesos en 2014. En el Informe de Resultados a la revisión de la Cuenta Pública Estatal 2014, en poder de Apro, el ISAF detectó 3 mil 126 irregularidades, de las cuales mil 726 fueron solventadas y restan por justificar mil 295. El desorden financiero lo encabeza una “dependencia virtual” denominada Deuda Pública, que se sobregiró con 7 mil 588 pesos, toda vez que su presupuesto era de 2 mil 361 millones y erogó 9 mil 950 millones. Pese a lo anterior, la deuda en el sexenio de Padrés creció a un ritmo anual de mil 519 millones de pesos al pasar de 11 mil 258 millones en 2009 a 20 mil 365 millones al cierre del segundo trimestre de 2015, de acuerdo con el Saldo Histórico de Obligaciones Financieras de Entidades Federativas. Otro rubro observado es el de Educación, que superó en más de 2 mil 71 millones de pesos lo aprobado por el Congreso local, lo que contrasta con los más de 200 reportes emitidos por padres de familia inconformes, quienes denunciaron que los planteles no contaban con lo indispensable para iniciar el pasado ciclo escolar 2014-2015. La Secretaría de Salud también elevó en 714 millones lo estimado para ejercer el año pasado, pero los servicios que ofrece la dependencia son deficientes, como se comprobó desde 2013, cuando se realizó un recorrido por el Hospital General del estado en compañía del propio titular, Bernardo Campillo, y se encontró a pacientes acostados en el suelo por falta de camillas. En tanto, la Secretaría de Seguridad Pública sobrepasó lo asignado en 537 millones de pesos, principalmente por elevar su gasto en servicios generales, que comprende la difusión de actividades gubernamentales, mantenimiento de unidades de transporte y limpieza, entre otros. A la anarquía presupuestal se sumaron las secretarías de Economía, con 485 millones; de Gobierno, con 260 millones; Hacienda, con 161 millones, y Desarrollo Social, con 69 millones, así como la Procuraduría General de Justicia del estado, con 163 millones, pese al cierre de más de 30 bases operativas en la entidad, y la oficina del Ejecutivo, con 79 millones de pesos. Según el informe de 2014, el gobierno sonorense obtuvo 60 mil 417 millones de pesos en ingresos, lo que representa un superávit de 13 mil 974 millones respecto de los 46 mil 442 millones que le fueron aprobados para su ejercicio por el Congreso local. No obstante, la entidad registró elevados recursos extraordinarios: se giraron al menos 61.3 millones al Poder Judicial y 34.7 millones al Poder Legislativo. En las mismas condiciones se encuentran los organismos autónomos, con 13.7 millones; el Isssteson, con 108 millones, a pesar de que el Ejecutivo adeuda mil 891 millones al fondo de pensiones de ese ente, y la Universidad de Sonora, con 1.8 millones. El análisis financiero practicado a 112 dependencias fiscalizables que operan con recursos públicos fue entregado a los integrantes de la Comisión de Vigilancia del ISAF en el Congreso local el pasado 31 de agosto. Los legisladores tienen hasta el próximo martes 15 para calificarlo.

Comentarios