Moreno Valle pide a trabajadores de VW acatar restricciones y evitar despidos

jueves, 24 de septiembre de 2015 · 21:51
PUEBLA, Pue., (apro).- En medio del escándalo que atraviesa la Volkswagen, el gobernador Rafael Moreno Valle le dio su respaldo a la empresa y anunció que se mantienen firmes los proyectos de inversión que tiene la automotriz en Puebla, aunque pidió a los trabajadores que accedan a “medidas” para mantener sus empleos. “En estos momentos difíciles para la empresa, para mí era fundamental reiterarles el apoyo del gobierno del Estado, entender las circunstancias que se está viviendo en la empresa”, manifestó el mandatario poblano, al informar sobre los resultados que tuvo el encuentro que sostuvo con los directivos de la planta de la VW que opera en esta entidad. El mandatario señaló que en la reunión con los ejecutivos de la empresa quedó en claro que se mantienen los proyectos de inversión de mil millones de dólares para la ampliación de la planta instalada en Puebla en la que se armará la nueva camioneta Tiguan. Igual, dijo que siguen firme los planes de la firma alemana para la construcción de la planta armadora Audi ubicada en San José Chiapa, en la cual se fabricarán las camionetas Q5 y que los directivos se comprometieron “en la medida de lo posible” a evitar los despidos de trabajadores. Pese a esto, reconoció que habrá un impacto negativo para la empresa, acusada por el gobierno de Estados Unidos de haber utilizado un software en vehículos diésel para manipular las pruebas de emisión de contaminantes, así como para el Producto Interno Bruto de Puebla, que en gran medida depende de la producción de la VW. El gobernador indicó que aunque ahora es difícil cuantificar la caída que registrarán las ventas de vehículos de esta marca, así como las pérdidas económicas derivadas del juicio que enfrentará por fraude en Estados Unidos. Además, advirtió, los trabajadores tendrán que aceptar cambios en sus esquemas de trabajo para que la fuente de empleo persista. “Evidentemente tendrá que haber pláticas entre la empresa y su sindicato, tendrá que haber esquemas en donde también los trabajadores entiendan la circunstancias que está viviendo la empresa y acepten las medidas que permitan mantener el empleo, si es una situación extremadamente delicada para la empresa”, recalcó. En cuanto a las acusaciones que se hacen contra la empresa en Estados Unidos, Moreno Valle salió en su defensa, ya que aseguró que el software que produjo el problema no fue fabricado en la planta ubicada en esta entidad, y además porque se utilizó sólo en vehículos diésel, cuando la mayoría que fabrica la VW son motores de gasolina. “En cada mercado los controles de emisiones son diferentes, el problema que se suscitó fue con los controles de EU; en México yo confió en que no habrá problemas porque son distintos los estándares de emisiones contaminantes”, justificó.

Comentarios