Despidos masivos en el Congreso de Morelos; nuevos legisladores darían plazas a sus aliados

martes, 29 de septiembre de 2015 · 14:58
CUERNAVACA, Mor. (apro).- La actual Legislatura del Congreso estatal heredó de la anterior un déficit presupuestal de 32 millones de pesos, así como personal de confianza en nómina que no fue liquidado antes del 31 de agosto, cuando ocurrió el relevo en el Poder Legislativo morelense. Ante esta situación, los diputados actuales decidieron despedir a 260 trabajadores, algunos de los cuales tenían más de una década de antigüedad. La coordinadora del PRD y presidenta de la Junta Política y de Gobierno, Hortencia Figueroa Peralta, reveló que de acuerdo con la información financiera que les fue presentada, existe un déficit de al menos 8 millones de pesos mensuales para poder soportar el gasto corriente y los compromisos con proveedores, lo que provoca un boquete financiero de 32 millones de pesos. A este déficit habrá que sumar el pago de las liquidaciones del personal de confianza que heredó, también, la anterior legislatura. De hecho, algunos diputados han señalado que sus predecesores utilizaron los recursos previstos para el pago de las liquidaciones para otros fines, entre ellos el pago a medios de comunicación durante las campañas, lo que violaría la ley electoral. De acuerdo con la información del Congreso local, para liquidar a los 260 trabajadores del Congreso se requieren casi 7 millones de pesos. Los primeros 200 despedidos corresponden a áreas de las secretarías de Servicios Legislativos y Parlamentarios; de Finanzas; así como de Informática; Protocolo; Activos Fijos; Comunicación Social; Seguridad, y Mantenimiento y Limpieza. Contrario a esta tendencia, en la Mesa Directiva se ha observado la contratación de personal femenino para asistir al presidente, el priista Francisco Moreno Merino. “Razones políticas” Los trabajadores reaccionaron con disgusto ante la medida, que fue comunicada casi en secrecía, para evitar la exposición a críticas públicas. De acuerdo con algunos de los despedidos, la medida no tiene relación con la falta de recursos o con que los empleados realicen mal su trabajo, sino con que los nuevos diputados quieren otorgar plazas a sus subordinados y a aquellos grupos que los apoyaron durante la pasada campaña electoral. Los trabajadores confirmaron que ya fueron citados por la nueva Jefa de Personal de la Secretaria de Finanzas y Administración del Congreso, Karina Arteaga -quien pertenece al Partido Movimiento Ciudadano y en la última década ha brincado por la nómina de distintas áreas del Poder Legislativo. Los trabajadores fueron advertidos que su finiquito consistirá únicamente en las partes proporcionales de sus prestaciones de ley, más una liquidación equivalente a mes y medio de su salario, contraviniendo la Ley Federal del Trabajo, que al menos les garantizaría tres meses, más lo correspondiente a su periodo de antigüedad. Ceses en el Ejecutivo En tanto, la Secretaría de Salud del gobierno del estado informó que despidió al 30 por ciento de su personal administrativo, derivado de la disminución al presupuesto que sufrirá la dependencia producto del recorte federal para el año siguiente. Entre las áreas que sufrieron recorte se encuentra el fondo en materia de calidad para equipamiento de hospitales. La dependencia anunció que ha solicitado un incremento a nivel estatal para la contratación de personal médico y enfermeras para trabajar en los centros de salud y cubrir el ausentismo programado del personal sindicalizado y abrir programas completos, entre ellos de Diálisis y Hemodiálisis, que han dado a conocer recientemente los diputados, así como todos aquellos programas que no son cubiertos por el Seguro Popular. La funcionaria reconoció que todavía no se conoce cuanto será la reducción a cada estado, aunque se sabe que a nivel federal el recorte es de 3 mil 500 millones de pesos. “Lo que nosotros estamos esperando es que el recorte sea en la plantilla de personal tal y como nosotros en el Gobierno del Estado lo hemos hecho, ya que tuvimos que alinearnos y recortar al 30 por ciento de nuestro personal en la Secretaría de Salud, por lo que confiamos en que el recorte sea menos en las transferencias que mandan a los estados lo que se denomina capítulo 4 mil”, sostuvo. Este 30 por ciento de recorte de personal corresponde a áreas administrativas, teniendo en consideración que la Secretaría de Salud como oficina no brinda atención médica. Las áreas que dan atención al público son servicios de Salud, Hospital del Niño Morelense y DI.

Comentarios