Líder del PRI-Guanajuato tiene en nómina de la Conagua a 3 hermanos y una cuñada

lunes, 7 de septiembre de 2015
GUANAJUATO, Gto. (apro).- El dirigente estatal del PRI, Santiago García López, tiene a tres de sus hermanos y una cuñada en la nómina de la Comisión Nacional del Agua, organismo desconcentrado de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) donde fue líder del sindicato de trabajadores. García López, sus hermanos y su cuñada figuran en una lista del propio gremio correspondiente a la entrega de incentivos para trabajadores de la dependencia federal en Guanajuato, fechada el 13 de agosto. Todos recibieron vía cheque los incentivos, presuntamente como trabajadores de la dependencia en esta entidad. En la lista, divulgada por el portal informativo Zona Franca, aparecen como empleados de Conagua Carlos, María Concepción y María Lucila García López, hermanos del dirigente tricolor, así como Edith Sánchez Álvarez, su cuñada, quienes cobraron un bono por 7 mil pesos a mediados de agosto, supuestamente por “productividad”. García López será diputado en la próxima Legislatura local, a pesar de que uno de sus principales compromisos en la campaña por la dirigencia y cuando asumió este cargo, fue precisamente que no buscaría ninguna candidatura para puestos de elección popular, ni diputaciones plurinominales en el Congreso. Sin embargo, a la hora de los registros de las listas plurinominales del partido para las elecciones del pasado 7 de junio, el presidente del partido incluyó su nombre. Con los resultados obtenidos, que significaron un importante retroceso del PRI al perder municipios como León y San Miguel de Allende así como varias diputaciones, el líder priista logró entrar a la repartición de las curules locales por la vía plurinominal. No obstante, el dirigente enfrenta actualmente varias denuncias penales que interpusieron exaspirantes que compitieron por candidaturas del partido a presidencias municipales, quienes lo acusan de irregularidades en la contratación de encuestas internas para definir a los contendientes, por las que pagaron varios miles de pesos y nunca les fueron mostradas. Uno de los denunciantes es el exaspirante por la alcaldía de Pénjamo, Aldo Ramiro Campos, quien dijo haber entregado 15 mil pesos a los dirigentes estatales por la encuesta, misma que no le fue entregada ni mostrada, pues sólo le informaron que él no había ganado.

Comentarios