Enfrenta Blanco oposición para conformar su gabinete

domingo, 10 de enero de 2016
CUERNAVACA, Mor. (proceso.com.mx).- Los regidores del Grupo de los 9 (G9), opositores a Cuauhtémoc Blanco, realizaron -sin contar con facultades- una sesión de cabildo en la que designaron a los secretarios del gabinete del alcalde de Cuernavaca. A pesar de que Ley Orgánica Municipal establece que el cabildo debe celebrar un día después de asumido el poder su primera sesión en la que se nombrará el gabinete, ésta no ha podido realizarse por diferencias entre el presidente municipal y nueve regidores opositores, incluidas dos del Partido Social Demócrata (PSD). Durante el primer intento de sesión de cabildo el pasado 1 de enero, el alcalde y su grupo quisieron justamente dar un albazo y aprobar licencia para estas dos regidoras, Amalia Fernández Aguilar y Eugenia del Carmen Guadarrama González, quienes negaron haber solicitado licencia. Lo anterior causó el rompimiento de ese primer intento, por lo que se decretó un receso que se alargó prácticamente una semana. Durante esos días ocurrió el enfrentamiento y luego la reconciliación de Cuauhtémoc Blanco Bravo con el gobernador Graco Ramírez; la negativa al Mando Único y luego su aceptación tácita. El viernes pasado hubo un intento por reiniciar la sesión, sin embargo el caos que se suscitó en el salón de plenos así como una propuesta “alterna” de los regidores para la conformación del gabinete, rompió de nuevo el encuentro, que además generó una fuerte discusión entre Blanco y Fernández que terminó en acusaciones y denuncias penales. Ya entrada la noche del sábado, los integrantes del G9, Amalia Fernández Aguilar y Eugenia del Carmen Guadarrama González, del PSD; Rafael Domínguez Galindo y Teresa Pardiña Orduño, del PRD; Karla Jaramillo Sánchez, del PRI; Jorge Miguel Dada Guerrero, de Movimiento Ciudadano; Grethel Nancy Streber Ramírez, de Encuentro Social; Juan Miguel Serrano Gastélum y Laura Erika Hernán Múzquiz, del Verde Ecologista, decidieron aun sin tener facultades, sobre quiénes conformarán el gabinete de Blanco. Estos ediles tienen relación con grupos de poder opositores al exfutbolista. Por ejemplo, Amalia Fernández es madre de Erik Yair Salgado Fernández, exlíder del PRI en Cuernavaca y cercano a Manuel Martínez Garrigós, quien habría sido aliado en la campaña del PSD, pero en noviembre pasado esa alianza se rompió. Eugenia del Carmen Guadarrama es esposa de Jesús Roldán Tapia, exsecretario de Desarrollo Social con Martínez Garrigós. Además Rafael Domínguez Galindo, del PRD, fue chofer de Rodrigo Gayosso Cepeda, hijastro de Graco Ramírez quien es dirigente del PRD en Morelos. En tanto, la priista Karla Jaramillo Sánchez es hija del exregidor Juan Jaramillo Frikas, socio de la empresa Sirec, que tiene el contrato de la recolección de basura en Cuernavaca. Jorge Miguel Dada Guerrero, de Movimiento Ciudadano, era incondicional de Jaime Álvarez Cisneros, extitular del ramo con Graco y actual diputado local. Durante los meses de agosto y septiembre, Cuauhtémoc Blanco Bravo denunció en diversas ocasiones que Gayosso Cepeda, Martínez Garrigós y Álvarez Cisneros operaban para Graco Ramírez la conformación de un bloque de regidores que buscarían hacer ingobernable el ayuntamiento, el municipio y el cabildo. Dicha estrategia parece hacerse realidad en esta primera semana de gobierno. Entre los nombramientos realizados por el G9 la noche de este sábado se encuentran Rocío Carrillo como secretaria de Asuntos Jurídicos. Ella fue representante del PRI ante el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (Impepac) durante la pasada elección. Es decir, la propuesta del G9 para los asuntos jurídicos de Cuauhtémoc Blanco es la misma que se encargó de elaborar todas las impugnaciones para que éste llegara al poder. En tanto que Manuela Sánchez, vieja líder social y dirigente del PRD, ocuparía la Secretaría de Desarrollo Social, lo que la colocaría en una posición en la que podría fácilmente favorecer los intereses de su partido a través de la utilización de programas sociales. Esta activista ha montado por décadas una estructura clientelar que incluye grupos de adultos mayores, transportistas, personas sin vivienda, entre otros. En la Secretaría de Turismo el G9 impulsa a Norma Barba Castellanos, quien todavía ocupa el cargo de directora general de Coordinación de la Secretaría de Turismo del gobierno de Graco Ramírez; es una mujer cercana a Jaime Álvarez Cisneros y de ahí a Graco Ramírez. Estas son parte de las propuestas que fueron aprobadas por la mayoría en el cabildo. Sin embargo, de acuerdo con la Ley Orgánica Municipal, en la primera sesión del cabildo los regidores conocerán las propuestas del alcalde, quien será el único con la facultad para conformar el gabinete. Será el presidente municipal el responsable directo de nombrar al secretario municipal, al tesorero, al titular de Seguridad Pública y al contralor municipal. Los demás serán aprobados en cabildo, “a propuesta” del alcalde. Según el constitucionalista morelense Tomás Osorio Avilés, “los regidores no tienen facultades para hacer propuestas de gabinete”, así que la intención del G9 del viernes pasado de hacer una propuesta “alterna” de gabinete, carece de fundamento. Respecto de la sesión, la Ley Orgánica señala que una sesión de cabildo puede ser solicitada por al menos la tercera parte de los integrantes del cabildo, en este caso son 17 en total, serían al menos seis, pero establece que sólo podrían ser presididas por el presidente municipal o por el síndico en su ausencia, pero no existe en el ordenamiento mención de alguna otra circunstancia. Así lo confirmó el jurista Osorio Avilés en entrevista: “(Los regidores) pueden solicitar que se convoque a sesión, y si no lo hace el presidente municipal, el síndico debe presidirla, pero la ley no dice que puedan sesionar o tomar decisiones sin la presencia del presidente municipal o del síndico. Las sesiones siempre deben ser presididas por el presidente municipal”. Así, Cuernavaca se encuentra sumida en la parálisis. Por ejemplo, habitantes de Chipitlán, al sur de la capital, bloquearon varias horas este sábado la avenida más importante de Cuernavaca, luego de una semana de no tener agua. Lo mismo ocurre en otras colonias. El servicio de recolección de basura se pudo regularizar a mitad de esta primera semana. Sin que exista una postura oficial, el equipo de Cuauhtémoc Blanco informó que la sesión de cabildo para el nombramiento del gabinete hasta el momento oficialmente no ha ocurrido. Lo que pasó este sábado por la noche “es ilegal” y así “se combatirá”. Una fuente del equipo señaló a Apro que este lunes darán a conocer la ruta jurídica y no descartó iniciar acciones legales contra los regidores que, “sin facultades”, sesionaron y pretenden “imponer el gabinete al presidente municipal”. Los otros nombramientos Apro dio a conocer hace unos días que entre los miembros del gabinete de Cuauhtémoc Blanco se encontraba el exdiputado local y exalcalde de Amacuzac, Alfonso Miranda Gallegos, tío de Santiago Mazari Hernández, El Carrete, quien fungiría como director del rastro municipal, pues “viene de un municipio con experiencia”, dijo el diputado local Julio César Yáñez Moreno. El PSD desmintió después esa información por “la situación que atraviesa el exlegislador”, sin que explicara a qué se refería, sin duda hablaban de su relación familiar del exdiputado. Sin embargo, en medio del escenario de ingobernabilidad que parece prevalecer sobre Cuernavaca, el nombramiento o no de éste u otros personajes como la sobrina de Elba Esther Gordillo Morales, Erika Hernández Gordillo -mismo que no fue desmentido por el PSD ni por la propia exdiputada- está de más, dado que a 10 días de iniciado el gobierno hasta el momento todavía Cuauhtémoc Blanco no es capaz siquiera de conformar su gabinete.

Comentarios