Opositores a alcaldesa del PVEM liberan a retenidos en Oxchuc, Chiapas

lunes, 11 de enero de 2016
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Uno a uno, miembros del gobierno del estado e indígenas de Oxchuc fueron intercambiando a sus retenidos desde la noche del domingo, proceso que terminó la madrugada de este lunes, pero aun así el conflicto en el lugar sigue presente. Desde hace varios meses pobladores de Oxchuc han mantenido una revuelta para no dejar tomar posesión de la presidencia municipal a la alcaldesa electa del PVEM María Gloria Sánchez Gómez, a quien acusan de llegar vía el fraude electoral el 19 de julio pasado. Sánchez Gómez fue alcaldesa por primera vez de 2005 a 2007, postulada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Su esposo también ha sido presidente municipal dos veces y contra ese cacicazgo protestan los residentes de Oxchuc. Tras varios meses de negociación y conflicto, el viernes el gobierno estatal detuvo a 38 representantes indígenas enviados a negociar a San Cristóbal de las Casas; en protesta, los inconformes retuvieron en Oxchuc a 37 servidores públicos municipales y estatales, la mayoría policías estatales, cuando éstos ingresaron al pueblo para pretender desbloquear la carretera. La situación se tornó tensa tras la quema de varias casas, camiones, patrullas y autos particulares, y nadie pudo circular en ese tramo que conecta con Ocosingo, Palenque o Villahermosa, Tabasco. Luego de ello, el gobierno estatal decidió liberar a los 38 detenidos, quienes serían procesados por el delito de motín, a cambio de la puesta en libertad de los servidores públicos. Entre los retenidos se encontraban el juez de paz y conciliación indígena Rogelio Santiz López, sus dos hijos y dos hijas, así como dos niños, siete policías municipales y 23 agentes estatales; de ellos, ocho uniformadas. El intercambio se consumó a la altura de la comunidad Lázaro Cárdenas Chilil, municipio de Huixtán, situado entre San Cristóbal y Oxchuc. Por la mañana, miles de elementos de la Policía Estatal, PF, Ejército y Marina salieron de San Cristóbal rumbo a Oxchuc; su intención era desbloquear la carretera e ingresar al poblado para retomar la plaza, sin embargo, desistieron de su objetivo, pues les alertaron de que había grupos armados desde los cerros que rodean la cabecera municipal de Oxchuc. Las decenas de camiones se quedaron aparcados en el vecino municipio de Huixtán y otros más a pocos kilómetros de Oxchuc. En Oxchuc, los pobladores rechazan el cacicazgo político del priista Norberto Santiz López y de su esposa María Gloria Sánchez, ahora convertida al PVEM, ya que ambos gobiernan ese municipio desde hace más de 15 años. María Gloria Sánchez culpa a la diputada de su mismo partido, Cecilia López Sánchez, de estar detrás de la revuelta, pues ella aspiraba a la presidencia municipal. La diputada local se ha deslindado de ese conflicto, al señalar que ella y su organización social nada tienen que ver con las protestas, pero aun así ha sido señalada, y en el Congreso local ya se fragua su eventual desafuero. Quienes iniciaron la protesta fueron los excandidatos a alcaldes y sus seguidores: Valdemar Morales Vázquez, del Panal, y Jaime Santiz López, del partido Chiapas Unido. A la alcaldesa electa la protege un grupo político incrustado en la Secretaría General de Gobierno, entre ellos el subsecretario de Gobierno Mario Carlos Culebro Velasco; el director de la Secretaría de Gobierno Aquiles Espinosa; el titular de la Coordinación de Subsecretarías de Gobierno Regionales Gustavo Moscoso Zenteno, y el propio secretario general de Gobierno Juan Carlos Gómez Aranda.

Comentarios