Desbandada en el PRI Tabasco por 'imposición” de candidata para elección extraordinaria

lunes, 18 de enero de 2016
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El excandidato a la alcaldía del municipio de Centro, Evaristo Hernández Cruz, renunció a 37 años de militancia priista y acusó al exgobernador Roberto Madrazo de haber “secuestrado” al partido en Tabasco para “destruirlo” y fortalecer al PVEM. Decenas de sus seguidores hicieron lo mismo, renunciaron en masa y quemaron sus credenciales del tricolor. Hernández Cruz, quien ya fue alcalde de Centro, cabecera de esta capital en el trienio 2007-2009 durante el gobierno de Andrés Granier Melo, hizo el anuncio esta mañana y arremetió contra Roberto Madrazo, por haber “impuesto” a la diputada federal con licencia, Liliana Madrigal Méndez, como abanderada del tricolor para la elección extraordinaria del próximo 13 de marzo. Evaristo contendió en la pasada elección del 7 de junio y quedó en segundo lugar, abajo del perredista Gerardo Gaudiano Rovirosa, a quien la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) le anuló el triunfo por graves irregularidades cometidas por el Consejo Municipal del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Tabasco (IEPCT), durante el traslado de urnas y cómputo de votos. El hasta hoy priista obtuvo 51 mil 817 votos por 64 mil 599 de Gaudiano Rovirosa, postulado por PRD-Panal; Rosalinda López Hernández, exabanderada del PVEM-PAN obtuvo 43 mil 551 y Octavio Romero Oropeza de Morena, 29 mil 693. Hernández Cruz dijo que contrario a su padre Carlos Alberto Madrazo, quien gobernó Tabasco en el sexenio 1959-1964 y a quien, resaltó, la cúpula del PRI le impidió ser presidente de la República, Roberto Madrazo ha pasado a la historia por sus trampas y ambiciones. “Pero en la ironía de la vida, su hijo Roberto Madrazo Pintado hoy vuelve a secuestrar al PRI y en su ambición de poder enloda el legado de don Carlos Madrazo, quien pasó a la historia por sus ideales y su hijo Roberto por sus trampas a nivel mundial como la famosa carrera de Berlín”, acusó. Denunció que el objetivo de Roberto Madrazo es “destruir” al PRI y fortalecer al PVEM que dirige en la entidad su hijo Federico Madrazo Rojas, “como lo hicieron en Chiapas”. Dijo que fue traicionado en el PRI para que no repitiera como abanderado para la elección extraordinaria, partido “que hoy las cúpulas mantienen asfixiado con intereses de grupos que buscan más los placeres de la riqueza y la fama que contribuir para que a los tabasqueños nos vaya mejor”, añadió. “El PRI ha sido secuestrado por los apellidos de siempre, por las dinastías que pretenden gobernar por siempre Tabasco y la historia se repite en el ámbito municipal”, reiteró. Madrazo y Beltrones: imposición Luego de dar a conocer su renuncia ante los medios de comunicación, el ahora expriista culpó a Roberto Madrazo y a Manlio Fabio Beltrones, dirigente nacional del partido, de impedirle que participara en el proceso interno para elegir candidato e “impusieron” a la diputada federal con licencia, Liliana Madrigal Méndez. Reveló que en días pasado fue citado al CEN del PRI donde la secretaria general, Carolina Monroy, le dijo que, de acuerdo con informes enviados por el delegado en Tabasco, Felipe Cervera, “algunos” grupos internos se oponían a que repitiera como candidato y por eso no sería nuevamente abanderado del tricolor. Por ello, ayer domingo ya no se inscribió para participar en el proceso interno para elegir candidato y sólo lo hizo la diputada Liliana Madrigal, la cual, por ser la única que se registró, el próximo 23 de enero será ratificada en una Convención de Delegados. Morena, el beneficiado Y es que la candidatura para la elección extraordinaria, ha desatado una tormenta y rupturas en el tricolor en que el gran ganador sería Morena. Hace una semana renunció a la dirigencia estatal Erubiel Alonso y por prelación, asumió el cargo la secretaria general, Gloria Herrera. Menos de 24 horas después, Miguel Valdivia de Dios fue ungido dirigente estatal, en abierta violación a los estatutos del partido, denunciaron militantes del tricolor inconformes. Decenas de seguidores de Evaristo Hernández, que también renunciaron al PRI y públicamente quemaron sus credenciales del tricolor, adelantaron que ante la “traición” de su expartido en la elección extraordinaria votarán por el abanderado de Morena, Octavio Romero Oropeza, que en los comicios del 7 de junio quedó en cuarto lugar. Octavio Romero y el perredista Gerardo Gaudiano, andan en precampaña como inminentes abanderados para la elección extraordinaria, solo falta la formalización de sus candidaturas. El PAN, que en la pasada elección postuló con el PVEM a Rosalinda López, ahora acordó ir en candidatura común con el PRD. Y el PRI pactó ir aliado con el PVEM para postular a la diputada priista Liliana Madrigal. De acuerdo con los lineamientos del Instituto Nacional Electoral (INE), en elecciones extraordinarias se debe privilegiar la paridad de género. Es decir, si un partido postuló un hombre y otro una mujer en la elección ordinaria y deciden ir en candidatura común para la extraordinaria, el género femenino debe prevalecer. En los comicios del 7 de junio el candidato del PRI fue Evaristo Hernández Cruz y Rosalinda López del PVEM, por lo que ahora, al ir juntos, una mujer debe ser la candidata. Esta disposición del INE también pesó para dejar sin candidatura a Evaristo Hernández Cruz. En el caso del PRD-PAN, el blanquiazul se sumaría “de facto” al perredista Gerardo Gaudiano, ya que en el pasado proceso postuló a Rosalinda López Hernández. El registro de candidatos para la alcaldía del municipio de Centro ante el IEPCT será el dos de febrero y la elección extraordinaria el 13 de marzo.

Comentarios