El Papa comerá con ocho indígenas en San Cristóbal de las Casas

lunes, 25 de enero de 2016
MÉXICO, DF (apro).- El obispo de la diócesis de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi Esquivel, informó que durante su visita a esa ciudad, el Papa Francisco compartirá la mesa con ocho indígenas de la zona. Explicó que propusieron al Vaticano que en lugar de comer con los cardenales de la región, Jorge Bergoglio departiera con algunos indígenas de la comunidad, y fue aceptado. “Tenemos 1.5 millones de indígenas fieles en el estado. Nosotros hicimos una consulta y los sacerdotes decidimos quiénes irían a la comida. Sólo van a estar los dos obispos y los ocho indígenas”, dijo Arizmendi Esquivel. Precisó que los elegidos pertenecen a la Iglesia o están relacionados con ella, como es el caso de los dos catequistas, el diacono o el joven que participa en la coordinación de pastoral juvenil, que si bien son laicos realizan actividades para la comunidad eclesiástica a la que pertenecen. El Papa Francisco llegará a San Cristóbal de las Casas el lunes 15 de febrero por la mañana, donde dará una misa para 90 mil indígenas provenientes de todo el país e incluso de Centroamérica, y posteriormente se reunirá con las ocho personas elegidas para comer con el máximo pontífice de la Iglesia católica. Eel obispo señaló que en El Vaticano les indicaron que el Santo Padre come de manera muy sencilla, por lo que su hermana, María del Socorro Arizmendi, cocinará los alimentos que comerán ese día. El menú estará compuesto de pollo con champiñones, arroz blanco hervido sin condimentos y bebidas al horno, que la gente de Roma ya probó para darle el visto bueno, detalló. Respecto de la bebida, dijo que el Papa no toma vino, que acostumbra tomar agua baja en sales y algún postre muy sencillo. “Ni café pidió”. Añadió: “Lo más importante es la plática (con el Papa), no tanto la comida”. Sobre el viaje del jefe del Vaticano a México –del 12 al 17 de febrero próximo–, el subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, Humberto Roque Villanueva, comentó el sábado 2 que se hizo un diseño estratégico para que el jerarca católico esté en las partes sur, centro y norte de México, con el fin de que tenga una visión muy completa del país. “Creemos que será una gira muy exitosa desde el punto de vista moral, que es lo que le interesa al Papa y a nosotros los mexicanos con motivo de recordar valores que nos identifican”, sostuvo en esa ocasión. El funcionario federal informó que la seguridad del Papa Francisco durante su estancia en México estará a cargo del Estado Mayor Presidencial. Jorge Mario Bergoglio llegará al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AIMC) el viernes 12 de febrero por la tarde-noche. Se espera que haga una visita de cortesía al presidente Enrique Peña Nieto a Palacio Nacional, donde el mandatario le dará la bienvenida. El líder religioso también se reunirá con autoridades, representantes de la sociedad civil, del cuerpo diplomático y obispos y celebrará una misa en la Basílica de Guadalupe. El 14 de febrero oficiará una misa en el Centro de Estudios de Ecatepec y después será trasladado en helicóptero a la ciudad de México para visitar el Hospital Pediátrico Federico Gómez. Un día después presidirá en Chiapas una misa con comunidades indígenas en el Centro Deportivo Municipal y posteriormente una comida con representantes de ese sector de la sociedad. Más tarde se reunirá con familias en el Estadio Víctor Manuel Reyna, en Tuxtla Gutiérrez, y el martes celebrará una misa en Morelia con sacerdotes, religiosas, religiosos, consagrados y seminaristas. Por la tarde tendrá un encuentro con jóvenes en el Estadio José María Morelos y Pavón y el miércoles partirá a Ciudad Juárez, donde hará una visita a un centro penitenciario. También se reunirá con trabajadores en el Colegio de Bachilleres del estado de Chihuahua y luego oficiará una misa en el área de la feria de Ciudad Juárez.

Comentarios