Reportan enfrentamientos en Tierra Caliente entre bandas rivales del narco

lunes, 4 de enero de 2016
APATZINGÁN, Mich. (apro).- Fuertes enfrentamientos entre presuntas bandas rivales del crimen organizado se registraron esta noche en la zona de Guanajuatillo de la Tierra Caliente, según reportaron las Fuerzas Rurales de esa región. Los tiroteos habría ocurrido en las localidades de Presa del Rosario, El Mirador, Cahuingas, Los Cuiniques, San Fernando, El Morado y Apatzingán, así como en la tenencia de Antúnez, en Parácuaro, sitios en los que se mencionó solamente hubo detonaciones, sin que se confirmaran muertos ni heridos. De Guanajuatillo era el extinto Rosario Moreno, “El Chayo”, exjefe de la Familia Michoacana y luego de Los Caballeros Templarios. Según el “Comandante Roberto” de las Fuerzas Rurales, en las radios se escucharon los siguientes diálogos: “Para que topen perros. Salgan, no que muchos huevos, arriba los Troyanos”. Además: “Chanda escapó dicen hacia Cancita, por el Morado, y por su radio pedía apoyo a la Policía Federal”. También: “Manden gente, nos están matando… ¿qué pues, dónde están?” En las frecuencias radiales se advertía: “No se metan, ¡hey gobierno!; no se metan porque les vamos a tirar a la ver..., es en serio, arriba los Troyanos, vamos a vengar a Rosales, perros”. “Palillo, Palillo”, decía Chanda por radio, “márcales a Buenavista, que manden apoyo; dile que dónde están los amiguitos verdes, apúrale, yo salgo por El Corral. Alisten gente, está feo esto”. Luego: “No hay paso por la presa (El Rosario) ni tampoco por Cahuingas, hay carros atravesados; hace un momento (19:30 horas) un helicóptero despegó del cuartel hacia allá al parecer a apoyar a Chanda, quien ya debe estar cerca de Cancita, los Troyanos tienen gente cerca del río de Guanajuatillo, donde fue el agarre del 9 de diciembre del 2010”. Más adelante: “Pendientes y cualquier información inbox, al parecer los Troyanos ya están en El Mirador, El Guayabo y la presa del Rosario, por si manda apoyo El Americano a El Chanda deberá ser por la carretera Apatzingán, cuatro caminos a entrar por Úspero o Chiquihuitillo. Seguimos pendientes”. Esas acciones movilizaron al Ejército Mexicano, a la Policía Federal y a los agentes de las autoridades estatales, quienes al acudir a los pueblos antes mencionados no hallaron ya a civiles armados, los cuales se presume se habrían dado a la fuga para evitar posibles detenciones. No obstante, el “Comandante Roberto” reportó por lo menos siete muertos en los enfrentamientos, versión que hasta el momento no ha sido confirmada por las autoridades.

Comentarios