Denuncian transportistas asaltos en carreteras de Michoacán

martes, 5 de enero de 2016 · 17:56
CHERÁN, Mich. (apro).- Transportistas de carga y de autobuses de pasajeros denunciaron ante la Policía Federal que las carreteras Carápan- Playa Azul, tramo Nuevo Morelos; y Uruapan-Los Reyes, tramos San Lorenzo y Angahuan; se ha convertido en “un infierno” para quienes circulan por ellas debido a bandas de asaltantes que roban impunemente. Los conductores que circulan por esas dos vías señalaron que desde hace unos 20 días viven una severa situación ante la creciente ola delictiva en carreteras que convergen en la Meseta Purépecha. La situación más crítica se registra de las 22:00 a las 05:00 horas de la madrugada, en el tramo entre Cheranástico y Carápan, en la proximidad de la localidad de Nuevo Morelos, en donde sujetos armados que hablan lengua purépecha y usan pasamontañas interceptan autobuses de pasajeros de diferentes empresas, conducen a los choferes a brechas aledañas a la carretera federal Carápan-Playa Azul y despojan a los pasajeros de sus pertenencias: dinero en efectivo, teléfonos celulares, equipos electrónicos como cámaras digitales, así como relojes y joyas. En esa ranchería de Nuevo Morelos se encuentra la entrada a Casimiro Leco, donde antes de la aparición de las autodefensas era nido de los Caballeros Templarios liderados por “El Güero” quien fue encontrado ejecutado cerca de Cherán. De acuerdo con algunos afectados que pidieron el anonimato, el “hambre” de los asaltantes es tal que se llevan los refrigerios, sándwiches y refrescos que ofertan las empresas de autotransporte y amedrentan con palabras altisonantes a quienes se resisten a entregar sus pertenencias. Además, dicen, en la zona donde son interceptados es difícil tener acceso a señal de telefonía celular y los asaltantes utilizan equipos de radiocomunicación para avisarse sobre la proximidad de patrullas o uniformados que realizan escasos recorridos nocturnos por la zona. Ante esa situación, choferes de líneas de transporte de pasajeros que cubren la ruta Uruapan-Guadalajara, cuyo horario sea próximo al nocturno, tienen la orden de continuar su trayecto hasta la ciudad de Morelia y de ahí trasladarse a Uruapan, para evitar la ruta crítica entre Carápan y Cheranástico y evitar ser víctimas de nuevos asaltos. Conductores de transporte de carga denuncian la misma situación. Ellos acusan que los asaltantes colocan ramas de árboles sobre la carretera a fin de frenar su marcha y dependiendo de la mercancía que traigan los conducen a brechas aledañas donde los despojan de su carga. Una situación similar ocurre en la carretera Uruapan-Los Reyes, entre las tenencias de San Lorenzo y Angahuan, donde hace unas semanas se capturó a una banda de asaltantes, sin embargo, la ola de robos nocturnos reinició la semana pasada. Al respecto ninguna autoridad ha fijado una postura, en tanto que las empresas de transportes de pasajeros tampoco se han hecho responsables de los robos en perjuicio de los usuarios a quienes prestan sus servicios.