Tlaquiltenango se suma a Cuernavaca y también rechaza el Mando Único

martes, 5 de enero de 2016
MÉXICO, DF (apro).- El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, aseguró ayer que sólo el municipio de Cuernavaca está en desacuerdo con el Mando Único porque el resto ya lo aceptó. Esta mañana sus dichos fueron desmentidos por el alcalde de Tlaquiltenango, Enrique Alonso Plascencia, quien dijo que “el cien por ciento de la población” no quiere el Mando Único. Luego de adelantar que promoverá una controversia ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por la imposición del decreto, Plascencia advirtió que a partir de mañana los ciudadanos tomarán las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública “para hacerse cargo de su seguridad”. “La ciudadanía muestra hartazgo por arbitrariedades del Mando Único. El cien por ciento de la ciudadanía me pide que no permita más atropellos”, señaló el alcalde en entrevista con Radio Fórmula. Y precisó: “Hoy mismo vamos a poner nuestra controversia, primero vamos a agotar todas las instancias de la vía legal y la vía del diálogo”. Destacó que también harán una denuncia por la vía civil, porque la ciudadanía “ha sido alertada ya por las arbitrariedades que comete el Mando Único en Tlaquiltenango”. La negativa de Enrique Alonso Plascencia a aceptar el Mando Único se suma al rechazo del alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, quien ayer anunció que interpondrá una controversia constitucional ante la Corte para que defina quién tiene la razón en el tema de la seguridad en la capital. “Vamos a acudir a la SCJN para echar abajo el decreto que impone el Mando Único en Cuernavaca. Nos debemos a lo que el pueblo nos dijo en la elección. La gente no quiere el Mando Único. Acudiremos a la Suprema Corte, y seguramente seremos varios municipios los que acudiremos”, manifestó ayer el regidor de Cuernavaca, Eduardo Bordonave Zamora. Sostuvo que hay sustento en el recurso que se presentará porque se está violando el artículo 115 constitucional, que señala que la seguridad corresponde a cada municipio. “En los decretos (publicados el pasado domingo 3) el gobierno del estado asegura que el artículo 115 constitucional le da facultades para imponerse, y sí, se las otorga, pero cuando hay una situación alarmante. Si es así, entonces nos está dando la razón y Graco debe admitir que el estado está fuera de control”, dijo. Subrayó que en Morelos la violencia e inseguridad “es muy grave” y el modelo del Mando Único simplemente no funciona. Las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, agregó, establecen que la incidencia delictiva no baja, no se reduce, pese a que el Mando Único lleva ya dos años funcionando en la entidad. El domingo 3, un día después de la muerte de la alcaldesa de Temixco, Gisela Mota Ocampo, el gobernador morelense anunció que la administración estatal asumirá la seguridad a través del Mando Único en 15 municipios: Cuernavaca, Temixco, Jojutla, Zacatepec, Emiliano Zapata, Ayala, Ocuituco, Xochitepec, Huitzilac, Jiutepec, Tlayacapan, Temoac, Jantetelco, Tepalcingo y Tlaquiltenango. El primero en decir no fue el alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco. El hecho provocó el enojo de Graco Ramírez, quien calificó al exfutbolista de inexperto en la política. Ramírez aseguró ayer que el estado que encontró en 2012, cuando asumió la gubernatura, no es el mismo, hoy es más seguro y por eso –agregó– le llama la atención que, por un lado, asesinen a una alcaldesa que decidió apoyar el mando único, y por el otro haya un presidente municipal que dice que no es necesario. "Hay riesgo de que en cualquier parte del país regresen los Guerreros Unidos, Rojos, Templarios, Zetas, lo que quieras. Hay riesgo si tú no levantas la guardia de que haya seguridad, de que el policía te sirva", añadió en entrevista. Además dejó entrever que detrás del exfutbolista están grupos delincuenciales que pretenden apoderarse del gobierno estatal, y puso como ejemplo a Federico Figueroa, hermano del difunto cantante Joan Sebastián, vinculado con el crimen organizado.

Comentarios