Exigen justicia por asesinato de líder gremial en Campeche

jueves, 7 de enero de 2016
CAMPECHE, Camp. (apro).- Al grito de “¡justicia, justicia!”, agremiados del Sindicato Único de Trabajadores de los Tres Poderes del gobierno de Campeche exigieron al gobernador Alejandro Moreno Cárdenas que no deje en la impunidad el asesinato de su líder estatal Juan Carlos González, degollado ayer en su propia vivienda. Los manifestantes plantearon lo anterior después de que el mandatario estatal calificó el crimen como otro “caso aislado” que, apuntó, se suma a los hechos sangrientos que en los últimos días han vulnerado la tranquilidad del “estado más seguro”. Entre esos hechos a los que se refirió Moreno Cárdenas destacan el atentado contra el dirigente pesquero Laureano Cevallos Fuentes, el asesinato de dos policías ministeriales en esta capital y la polémica muerte de una joven cuyo cuerpo apareció desnudo y calcinado en una fosa de un camposanto en un poblado de El Carmen. En este último caso la Fiscalía General del Estado indicó que se trató de un suicidio. Acompañado por los presidentes del Tribunal Superior de Justicia del Estado y del Congreso local, Carlos Felipe Ortega Rubio y Ramón Méndez Lanz, respectivamente, Moreno Cárdenas acudió anoche al velorio del dirigente de los burócratas estatales y municipales y participó en una brevísima guardia de honor de escasos dos minutos. Su personal prohibió a los representantes de los medios de comunicación que tomaran fotografías o videos y les impidieron acercarse para entrevistar al mandatario. Inmediatamente después de hacer la guardia, el gobernador salió del salón de la sede sindical habilitada como velatorio y se colocó en un pasillo contiguo donde permaneció unos 40 minutos, platicando con los funcionarios que lo acompañaban y con los dirigentes municipales del gremio en Campeche y El Carmen, Manuel Bonilla y José del Carmen Urueta Moha, respectivamente. Al otro lado de la pared que los separaba, una agremiada exigió a gritos justicia para su líder y la familia de éste, porque “no es un animal, es un hombre y conocíamos sus sentimientos, hizo mucho por nosotros compañeros”, subrayó. “¡Pedimos justicia. Exigimos justicia. Este crimen no puede quedar impune. Nuestro líder sindical no puede irse hasta la madre tierra y que todos los que estemos aquí, compañeros, parezca (que estamos en) una fiesta más de despedida de año. No puede ser. No puede ser. Exigimos justicia!”, gritaba, mientras sus compañeros le respondían a coro: “¡Justicia, justicia!”. La mujer prosiguió: “Pedimos justicia. Nuestro señor presidente (Enrique Peña Nieto) y el señor gobernador, que está ahí presente, señor gobernador le pedimos que se cumplan las leyes. Como dice nuestro presidente de la República: Nadie, nadie por encima de ley, sea quien sea, caiga quien caiga. Y dice nuestro gobernador: las leyes son duras, son terribles, pero se tienen que cumplir compañeros”. Luego de demandar que se esclarezca el crimen de Juan Carlos González, añadió: “Nosotros los trabajadores confiamos que no quede impune (su muerte), es un ser humano, un padre de familia. ¿Dónde quedan sus hijos? No puede ser compañeros”. Tras el muro, con el rostro desencajado, Moreno Cárdenas –con apenas tres meses en el poder– fingía no escuchar el reclamo y minutos después se retiró. Por la tarde, el cuerpo del líder gremial fue trasladado a la capilla de la colonia Jardines y posteriormente sepultado en el panteón del barrio de San Román. Antes, en un evento que encabezó con motivo del Día de la Enfermera, el mandatario comentó: “Con mucha responsabilidad y mucho compromiso, hoy necesitamos trabajar en equipo en Campeche. Siempre utilizar palabras que confundan (sic) y que verdaderamente generen una opinión que no ayuda al trabajo comprometido es lamentable”. Subrayó: “Hoy, por ejemplo, cuando se usa la palabra ‘hecho aislado’, es lo que ha ocurrido. Tenemos que ser precisos y tenemos que ser muy claros en lo que decimos. Lamentamos enormemente este hecho ruin, cobarde, que nos lastima, porque (Juan Carlos González) es un ser humano”. Y ofreció “trabajar en todas las líneas de investigación hasta las últimas consecuencias”. Moreno Cárdenas, quien en días recientes pidió al presidente Enrique Peña Nieto que retirara a la Gendarmería del estado, se mostró elusivo en cuanto al tema del Mando Único policial e insistió en que su gobierno “está resolviendo los índices delictivos en el estado”.

Comentarios