Por falta de insumos, anuncian paro gradual en refinería de Salamanca

lunes, 10 de octubre de 2016
SALAMANCA, Gto. (apro).- Con el argumento de que no hay dinero para adquirir insumos, la refinería “Ing. Antonio M. Amor” de Pemex en esta ciudad entrará en un programa de paro gradual en la producción, una situación inédita en estas instalaciones que podría llevar a una crisis de abasto de hidrocarburos, como el lubricante que sólo se elabora en este complejo. Un comunicado interno de personal enviado por la Superintendencia General de Operación a ingenieros anuncia “la inminente falta de insumos para poder continuar operando las plantas”, debido a que no se han aprobado recursos para que sean surtidos por los proveedores. Juan Carlos Chávez, dirigente de la Alianza Democrática de Trabajadores Petroleros, organización sindical disidente, dio a conocer que este documento anuncia un paro escalonado que comenzaría con la producción de lubricantes que sólo se procesan en la refinería salmantina. Aunque se cuenta con reservas en almacén para surtir, esta circular ya ha generado preocupación entre trabajadores, eventuales y jubilados porque nunca se había registrado una situación similar. “Se ha parado por fallas de energía, algún desperfecto, pero nunca por la falta de insumos… puede ser una medida de presión para importar o para entregar los procesos a la iniciativa privada en un momento dado”, advirtió el líder de la disidencia sindical en entrevista con Apro. “Como trabajadores vemos que si no hay producción, no habrá recursos para el pago de salarios… si la refinería dura más de 15 días en cierre de operación, lo que se avizora es una quiebra”, dijo. Según la circular, el “plan emergente de paro de unidades” se derivaría de la falta de insumos como ácido sulfúrico, hidróxido de sodio y aceite ISO-150, los cuales se tienen en existencia para un periodo de 2.6 a 3.6 días. Las plantas que deberían ser paralizadas son dos destiladoras y una reformadora de gasolina, entre otras. El mensaje que se emitió tiene fecha del viernes 7, por lo que el paro sería inminente. Ya el fin de semana la refinería redujo su actividad al 40 por ciento de la producción, según informó Juan Carlos Chávez. “Vemos la presión muy desbocada, se ve la urgencia de poner en manos privadas la industria nacional”, lamentó.

Comentarios