Acusan en Aquila abandono de autoridades estatales y federales

martes, 18 de octubre de 2016
AQUILA, Mich. (apro).- El ayuntamiento de esta población indígena enclavada en la Costa- Sierra- Nahua, de Michoacán, desmienten a las autoridades de la Procuraduría General de Justicia de Michoacán y de la Secretaría de Seguridad Pública, en el sentido de que enviaron elementos para “reforzar” la seguridad. A casi 48 horas de que en la carretera costera de Michoacán ocurriera la emboscada a policías municipales que dejó como saldo 6 agentes lesionados, uno de ellos grave, ninguna corporación policial federal o estatal, ni las fuerzas armadas, ha acudido a apoyar en el operativo de búsqueda de los agresores, en la que solamente participan elementos de la Dirección Municipal de Seguridad Pública, y pobladores de las localidades vecinas. De hecho, ni la Procuraduría General de Justicia del Estado acudió al lugar de los hechos a iniciar la carpeta de investigación correspondiente, presentándose en el lugar solo unas unidades de la Secretaría de la Marina Armada de México, mismas que de acuerdo a versiones de los policías emboscados, se retiraron del lugar de los hechos en cuanto llegó el secretario del Ayuntamiento de Aquila con la representación del corregidor José Luis Arteaga Olivares. Arteaga Olivares señala que desde que entró el actual gobernador no los han apoyado con nada. “Al contario vinieron y se llevaron cuatro patrullas y nos dejaron casi a pata”, dijo el munícipe emanado del PRD. Dice que con motivo de los hechos ocurridos este domingo al sur del municipio, donde policías municipales fueron emboscados por delincuentes, resultando seis agentes lesionados de balas, el Ayuntamiento de Aquila expresa su preocupación por los hechos violentos de alto impacto que han sucedido en corto tiempo, y pide al gobernador Silvano Aureoles Conejo su apoyo decido para dar seguridad a los aquilenses que viven en la región municipal limítrofe con Lázaro Cárdenas. Los hechos violentos de alto impacto iniciaron el 19 de abril del presente año, en el poblado de Cachán, cuando el alcalde José Luis Arteaga Olivares sufrió un atentado. Luego, el 27 de septiembre un policía municipal fue asesinado en el cumplimiento del deber en una emboscada que asaltantes carreteros hicieron a la policía municipal de la base de Tizupa. Y el domingo por la noche, de nueva cuenta delincuentes desconocidos armados con rifles de alto poder emboscaron a la policía de Aquila dejando a seis elementos heridos, uno de ellos de gravedad. “Por eso necesitamos el apoyo del gobierno estatal y la voluntad del gobernador Silvano para que nos ayude a preservar la paz y tranquilidad que se vive en el resto del municipio”, señaló. “El Ayuntamiento de Aquila conjuntamente con la participación de la población ha emprendido importantes acciones en el tema de seguridad pública a favor de los aquilenses, y para incentivar a que el turismo que gusta de las playas visite los centros turísticos del municipio en las temporadas vacacionales, como en la Semana Santa anterior, que se vieron repletas de gente, siendo esto un motivo más del porqué se necesita el apoyo de los gobiernos federal y estatal a fin de que no se rompa la paz y la tranquilidad de que gozan la mayoría de los aquilenses”. Al momento, más de 300 personas entre policías municipales, guardias comunales de Ostula, habitantes de las localidades aquilenses a las que sirven los agentes heridos, así como exautodefensas de Coahuayana, Chinicuila y Coalcomán, peinan el lugar y la sierra en busca de los agresores; pero marinos, Ejército Mexicano, Policía Federal, Ministerial, y Policía Michoacán, brillan por su ausencia.