Con sobrecosto y retraso de OHL, inauguran segundo piso de autopista México-Puebla

martes, 18 de octubre de 2016
PUEBLA, Pue. (apro).- Con un sobrecosto de 500 millones de pesos y un retraso de dos meses, este martes el presidente Enrique Peña Nieto inauguró el segundo piso de la autopista México-Puebla, que tendrá un costo por peaje de entre 45 y 55 pesos. La obra debió concluir hace dos meses, además de que tuvo un costo total de 10 mil 500 millones de pesos, aun cuando se anunció en 10 mil millones. Fue concesionada por 30 años a las empresas OHL y Pinfra. Abarca 15.3 kilómetros, desde la planta de la Volkswagen hasta la altura del Estadio Cuauhtémoc. Del total de recursos aplicados en esta nueva vialidad, 47.6% fueron aportados por el gobierno federal y 52.3% por capital privado. En su discurso de inauguración, Peña Nieto resaltó la disposición de su gobierno a trabajar con los mandatarios estatales de distintos partidos políticos. “Aquí no importa cuál sea el signo político de quienes trabajamos para servir a la sociedad, sin mezquindad auténtica para el gobierno de la República. Así lo hemos acreditado. El gobierno de la República se ha adherido a los esfuerzos no importando de dónde vengan”, afirmó. El mandatario federal aseguró que con este tramo elevado, los 50 minutos que antes tomaba transitar por la autopista México-Puebla para conectar con la autopista a Orizaba y Veracruz, ahora llevará sólo 10 minutos. Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), estimó que por esta nueva vía circularán unos 11 mil vehículos al día, con un beneficio para más de un millón y medio de habitantes. El gobernador Rafael Moreno Valle Rosas recordó que cuando fue inaugurada en 1962, se proyectaba que por la autopista México-Puebla circularían unos 20 mil vehículos, pero en la actualidad la usan más de 115 mil vehículos. Raúl Aguirre Valencia, delegado en Puebla de la SCT, informó que el peaje que se pagará por usar el segundo piso será de entre 45 y 55 pesos, pues se cobrará 2.98 pesos por cada kilómetro recorrido informó El viaducto elevado tendrá cuatro salidas: una que comunica a los Outlet Puebla, otra al bulevar Hermanos Serdán, una más al distribuidor Santa Ana Chiautempan y la cuarta, al estadio Cuauhtémoc. Hace dos años, en junio de 2014, el gobernador Moreno Valle confirmó que la ejecución de esta obra sería otorgada a la constructora española OHL, como parte de la indemnización que le debía la administración poblana por cancelarle la concesión del Libramiento Arco Norte. “Estamos hablando con concesionarios, había un litigio por la concesión que se había dado. Ganó el litigio el gobierno del estado; sin embargo, se tendría que pagar una reparación, estamos viendo la posibilidad de resolver eso con una nueva concesión en que participe el antiguo concesionario (OHL) fortaleciendo con otras empresas”, declaró en ese entonces el mandatario. Antes que el funcionario lo hiciera público y cuando aún no había ninguna licitación de por medio para asignar la obra, el vicepresidente ejecutivo de OHL, Juan Villar Mir de Fuentes, anunció que había un arreglo para que en lugar de una indemnización por haber cancelado el contrato de concesión del libramiento Arco Norte, se le encargara la construcción del segundo piso.

Comentarios