Revelan sobreejercicio del gasto en publicidad en gobierno de Anguiano

jueves, 20 de octubre de 2016
COLIMA, Col. (apro).- Durante la administración del gobernador Mario Anguiano Moreno (2009-2015) se triplicó el monto de los recursos destinados a publicidad oficial en relación con el total del presupuesto ejercido durante el sexenio anterior, de acuerdo con una revisión de las cuentas públicas anuales de ambos periodos de gobierno. Según los datos asentados en las cuentas públicas anuales, consultados por Apro, durante los seis años del periodo 2004-2009 –cubierto por los gobernadores Gustavo Alberto Vázquez Montes y Jesús Silverio Cavazos Ceballos– se erogó un total de 55 millones 889 mil 267 pesos bajo el concepto de “gastos de difusión e información”, cifra que se elevó a 176 millones 431 mil 219 pesos en el periodo 2010-2015, del mandatario Mario Anguiano Moreno. Pero eso no es todo. Otro elemento que destaca dentro de los gastos en este sector es el sobre ejercicio de recursos en comparación con el monto del presupuesto autorizado por el Congreso local. Si bien el gobernador posee la facultad de reacomodar de manera discrecional las partidas presupuestales, con ampliaciones o reducciones, los excesos ocurridos en el área de comunicación social llaman la atención porque se encuentran entre los más altos de los diversos apartados del Presupuesto de Egresos del Estado. Aunque en el periodo 2004-2009 se registró un menor nivel de sobre ejercicio que en el siguiente, el exceso alcanzó 41%, pues a lo largo de los seis años el Congreso aprobó un presupuesto total de 39 millones 609 mil 851 pesos para publicidad, pero en realidad el Ejecutivo gastó 55 millones 889 mil 267 pesos. No obstante, resulta singular la cuenta pública de 2004, durante el efímero gobierno de Gustavo Alberto Vázquez Montes, por ser el único año de los dos últimos sexenios en que el presupuesto ejercido fue exactamente el aprobado. A diferencia de la administración precedente, el sobre ejercicio del gasto en publicidad oficial durante el gobierno de Mario Anguiano Moreno adquirió tintes de escándalo, pues el monto erogado en los seis años fue más de cinco veces mayor que la cantidad aprobada en ese mismo lapso, con un exceso que llegó a 434.3%. En el periodo 2010-2015 las partidas aprobadas por el Congreso local sumaron 33 millones 019 mil 217 pesos –cifra inferior a la del sexenio previo–, pero el gasto ejercido realmente fue de 176 millones 431 mil 219 pesos. Ante la crisis financiera que ya se perfilaba, la administración de Mario Anguiano publicó el 21 de diciembre de 2013, en el periódico oficial El Estado de Colima, las Reglas de Racionalización, Austeridad y Disciplina del Gasto Público Estatal para 2014, con el propósito de ahorrar recursos mediante el recorte de gastos de telefonía, combustible, fotocopiado y suplencias laborales, entre otras erogaciones. Suscrito por el entonces secretario de Finanzas y Administración, Clemente Mendoza Martínez, y el contralor general del estado, Luis Gaitán Cabrera, el documento, con una vigencia anunciada del 1 de enero al 31 de diciembre de 2014, establecía en su artículo 43: “Se reducen los gastos de comunicación social y de eventos especiales. Las dependencias y entidades que requieran la utilización de estas partidas, se sujetarán al procedimiento establecido por la Coordinación General de Comunicación Social y por la Dirección de Eventos Especiales, procurando en todo momento minimizar los gastos y cumplir con el propósito de informar objetivamente a la población sobre las acciones gubernamentales de trascendencia”. En su artículo 63 abundaba: “Los servidores públicos deberán evitar la utilización de recursos públicos en la búsqueda de privilegios, beneficios económicos, la promoción de la imagen personal para sí o para terceros, evitando en todo caso el detrimento de los recursos públicos o utilizar la influencia del cargo encomendado”. Paradójicamente, con todo y las reglas de austeridad y la supuesta reducción de gastos de comunicación social, en 2014 –previo a la elección del nuevo gobernador– fue cuando mayores recursos se ejercieron en publicidad oficial. El presupuesto aprobado efectivamente fue el menor en los últimos 12 años: 3 millones 698 mil 645 pesos, pero el gasto realizado alcanzó la cifra de 50 millones 619 mil 764 pesos, con un gigantesco sobre ejercicio para ese año de 1 mil 268.6%. Según el Diagnóstico de la Publicidad Oficial en las Entidades Federativas, que realiza el Centro de Análisis e Investigación Fundar y la organización Artículo 19, Colima ocupó en 2012 el lugar 11 entre los estados con mayor gasto per cápita en esa área, con 35 pesos por habitante. En 2013, ambas organizaciones informaron que el gasto de Colima se había elevado a 46 pesos, en tanto que con base en una comparación realizada entre el presupuesto ejercido y la población colimense estimada en 2014, el gasto en publicidad oficial de ese año fue de 71 pesos por habitante. A menos de un año de haber concluido su mandato, el exgobernador Mario Anguiano enfrenta diversas denuncias penales y demandas de juicio político por presuntos malos manejos de recursos públicos.