Ejercen acción penal contra dos excolaboradores de Javier Duarte

jueves, 27 de octubre de 2016
XALAPA, Ver. (apro).- El fiscal general del estado, Luis Ángel Bravo Contreras, confirmó el ejercicio de la acción penal contra los exsecretarios de Seguridad Pública y del Trabajo y Previsión Social (STyPS), Arturo Bermúdez Zurita y Gabriel Deantes Ramos, respectivamente, por los presuntos delitos de tráfico de influencias, abuso de autoridad, uso indebido de funciones y enriquecimiento ilícito. En entrevista con radiodifusoras nacionales, luego de filtrar la información a periodistas afines, Bravo Contreras destacó que ya solicitaron la audiencia para la imputación. “En razón del nuevo sistema de justicia penal, nosotros estamos solicitando la audiencia para la imputación, y una vez que quede vinculado a proceso, el juez será el que determine la acción”, expuso. El fiscal detalló que en estos momentos, dentro del sistema jurídico de juicios orales, Bermúdez Zurita (“Capitán Tormenta”) y Deantes Ramos (“Mapache Electoral”) entrarán al desahogo de pruebas y alegatos. No obstante, un funcionario del gobierno veracruzano se mofó de tal acción, pues recordó que los exsecretarios están “amparados” ante un juez de Circuito Judicial federal, por lo que no se presentarán a las audiencias. Si acaso, dijo, enviarán a un apoderado legal para ser notificados de su proceso legal. Entrevistado en Radio Fórmula, Bravo Contreras sostuvo que hay mucha información que aún debe solventarse en la investigación que se sigue en contra de los exfuncionarios del gobierno de Javier Duarte. “Recordemos que hay propiedades fuera del país, y en el mismo escenario y la misma denuncia se menciona que hay un actor importante que participa y que es proveedor de Seguridad Pública, es decir, realizaban contratos por medio de la dependencia hacia familiares del exsecretario”. El pasado 4 de agosto, Bermúdez Zurita pidió separarse del cargo, luego de que el portal de Aristegui Noticias exhibió muchas de sus propiedades en Estados Unidos. En el caso de Gabriel Deantes Ramos, compañeros de partido, el Revolucionario Institucional, aseguraron que vendía muebles y celulares en Tamaulipas, pero cuando se convirtió en “compadre de Duarte” compró diversas residencias en esta capital, en los fraccionamientos residenciales de Las Ánimas y Monte Magno, así como locales en centros comerciales.