Militares detienen a cuatro policías por presunto robo a un tren en Guanajuato

jueves, 27 de octubre de 2016
GUANAJUATO, Gto., (apro).- Los refuerzos militares y de la Gendarmería que realizan operaciones en las vías del tren y comunidades en el sur del estado detuvieron a cuatro policías municipales de Cortazar –entre ellos el subdirector operativo- a los que encontraron recogiendo un cargamento de varilla que presuntamente unos asaltantes habían bajado de los vagones. Los policías estaban utilizando una grúa con la que pretendían transportar la varilla. El subdirector Hugo Ramírez Peña, los tres policías bajo su mando y el operador de la grúa fueron puestos a disposición del Ministerio Público por personal de la Gendarmería y se inició una carpeta de investigación, informó el subprocurador de la región C, René Urrutia. El subprocurador informó que el reporte que recibió señala que personal de la empresa de seguridad privada de Ferromex, Ejército y Gendarmería, sorprendieron a los policías de Cortazar “sustrayendo del tren aproximadamente dos toneladas de varilla, con ayuda de una grúa”, por lo que fueron detenidos. El alcalde de Cortazar, el perredista Hugo Estefanía Monroy, negó las acusaciones y aseguró que los preventivos estaban apoyando a la empresa De Acero para inhibir los robos, a petición de directivos de la propia acerera, y que ya habían logrado detener a algunos muchachos robando la varilla. Sin embargo, esta vigilancia, según explicó, la hacían sin estar coordinados con las corporaciones estatales, el Ejército o la Gendarmería, sino prácticamente por cuenta propia. De manera inicial el edil defendió a los preventivos. “Estaban haciendo su trabajo”. Incluso, en un comunicado oficial se sostuvo que los policías habían recuperado la carga luego de que unos asaltantes la habían bajado de los vagones, y que pretendían trasladarla en la grúa para depositarla en una pensión y ponerla a disposición del Ministerio Público. En una entrevista radiofónica en el noticiero “Así sucede” de Celaya, Estefanía Monroy mencionó que incluso había sido felicitado por directivos de la empresa De Acero por el apoyo, y que otras piezas de varilla que habían sido recuperadas anteriormente se encuentran también en la pensión en espera de que la empresa las recoja. Segundos después, en la misma entrevista el alcalde dijo que si los uniformados municipales estaban efectivamente cometiendo algún delito, “tendrán que ser castigados”. Y se quejó: “No hay coordinación… mientras no haya coordinación entre los tres niveles va a estar difícil, nosotros mientras hubo petición estuvimos apoyando. Lamento mucho esta situación pero de aquí en adelante lo que va a suceder es que no nos vamos a meter en problemas, que sigan robando y es cuestión del gobierno federal”.

Comentarios