Declaran emergencia en Colima tras actividad volcánica; autorizan regreso a comunidades

martes, 4 de octubre de 2016
COLIMA, Col. (apro).- El Sistema Nacional de Protección Civil autorizó esta noche el retorno a sus comunidades de los habitantes de La Yerbabuena y La Becerrera, que habían sido evacuados la noche del pasado viernes como consecuencia del riesgo derivado de la erupción del Volcán de Fuego. No obstante, este mismo lunes la Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación emitió una Declaratoria de Emergencia para los municipios de Comala y Cuauhtémoc del estado de Colima, por la erupción volcánica. A partir de esta declaratoria, solicitada por el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, las autoridades contarán con recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) para atender las necesidades alimenticias, de abrigo y de salud de la población afectada, señaló el gobierno estatal a través de un comunicado. La sesión del Sistema Nacional de Protección Civil fue encabezada por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien estuvo acompañado por el mandatario estatal; por la secretaria de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles Berlanga; el secretario de Desarrollo Social, Luis Enrique Miranda Nava; así como integrantes del Comité Científico Asesor y representantes de instituciones de Protección Civil. En la reunión, realizada en el hangar del Gobierno del Estado en el Aeropuerto Nacional Miguel de la Madrid Hurtado, en Cuauhtémoc, Colima, el titular de la Segob mencionó que luego de que el Comité Científico Asesor validó el regreso de los habitantes a sus comunidades, éste se dará siempre y cuando se mantenga la alerta permanente por parte de las autoridades en la materia, ante una posible contingencia y eventualmente se puedan desalojar de inmediato. Osorio Chong advirtió la necesidad de contar con autobuses de manera permanente en estas comunidades, que permitan hacer un desalojo rápido y llevar a las personas al albergue si esta situación se presentara de nuevo. El funcionario señaló que se encuentra en Colima por órdenes del presidente Enrique Peña Nieto, quien, dijo, ha estado diariamente revisando el movimiento del volcán, “hoy me ha pedido que les diga que el gobierno de Colima y los municipios de Colima y Jalisco cercanos al volcán, cuentan con todo su apoyo y todo su respaldo”. Desde la noche del viernes fueron desalojados en total 247 habitantes de La Becerrera y La Yerbabuena, mientras que 63 personas se negaron a abandonar sus domicilios. De los desalojados, 157 recibieron alojamiento en el albergue habilitado en la Escuela de Trabajo Social Vasco de Quiroga, en Comala, mientras el resto se trasladó a casas de familiares o amigos. El titular de Gobernación, quien por la tarde estuvo en la capital del estado para firmar con el gobierno estatal y sus homólogos de la Sedatu y la Sedesol el convenio “Activación social: Más convivencia en el espacio público”, exhortó a las autoridades y dependencias de los tres órdenes de gobierno a que seguir al cuidado de la población de las comunidades aledañas al volcán y que no abandonen los lugares que tuvieron las afectaciones hasta que la población se sienta tranquila. Dijo que los diversos planteamientos realizados se van atender de manera coordinada, tanto en materia del Fonden como de mantenimiento de vías carreteras: “sigamos por ese camino y esa ruta de prevención, se está haciendo bien, pero no nos confiemos, avancemos y protejamos a la población y actuemos con rapidez para evitar pérdidas de vidas”. El gobernador José Ignacio Peralta agradeció el apoyo del gobierno federal y de las unidades de protección civil de los tres órdenes de gobierno, así como a las autoridades de Jalisco y al Ejército Mexicano, por su participación en los momentos de la emergencia. Por su parte, el Coordinador Nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente Espinosa, destacó la importancia de la evacuación, porque a diferencia del año pasado, esta vez hubo algunos materiales arrojados por el volcán que afectaron la vegetación, los cuales pueden afectar a las personas y los animales. Aunque se espera el regreso de los habitantes a sus comunidades, recalcó que se debe mantener la alerta permanente para la Sedena, la Policía Federal y autoridades estatales, en conjunto con el Comité Científico de la Universidad de Colima y el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), ya que si se mantienen los vehículos en la zona, durante una contingencia sería posible evacuar a los habitantes en menos de una hora.

Comentarios