Vinculan a proceso a presuntos autores de homicidio de sacerdote en Michoacán

sábado, 8 de octubre de 2016
LA PIEDAD, Mich. (proceso.com.mx).- La Procuraduría General de Justicia del Estado de Michoacán, a través de la subprocuraduría regional,  obtuvo vinculación a proceso en contra de dos hombres que se encuentran relacionados en el homicidio del sacerdote de Puruándiro, José Alfredo López Guillén, ocurrido el 19  de septiembre. En audiencia pública celebrada en el Distrito Judicial de Zamora, el juez de Control valoró los elementos  aportados por la Fiscalía Regional; consideró que existen datos de prueba e indicios razonables que permiten suponer que se ha cometido un delito y existe la probabilidad de que los imputados participaron en su comisión. El pasado 3 de octubre de 2016, personal de la Dirección de Investigación y Análisis cumplimentó orden de aprehensión en contra de Francisco J. A. y Vicente A., por su relación en el delito de homicidio ilícito, perpetrado en perjuicio del párroco de Janamuato, José Alfredo López Guillén, a quienes se les pregunto si eran militares y se reservaron el derecho de decir. De acuerdo con datos aportados por la Fiscalía,  el día 19 de septiembre por la noche, los imputados estuvieron conviviendo en la casa del religioso y tras sostener una discusión, los individuos sometieron al sacerdote, a quien maniataron con algunas prendas de vestir y lo envolvieron con una cobija para luego colocarlo en la cajuela de un vehículo Jetta, color blanco, propiedad de la víctima; unidad que fue sacada de la casa parroquial, así como una camioneta Chevrolet, tipo Tornado. En un momento determinado se registró una discusión y los individuos identificados como Vicente y Francisco A., sometieron al sacerdote, a quien maniataron con algunas prendas de vestir y lo envolvieron con una cobija para luego colocarlo en la cajuela de un vehículo Jetta, color blanco, propiedad de la víctima, unidad que fue sacada de la casa parroquial, así como una camioneta Chevrolet, tipo Tornado. Los inculpados se apoderaron de varios objetos de valor y los subieron a una de las unidades, las cuales fueron conducidas por cada uno de los sujetos y se retiraron del inmueble rumbo al municipio de Zináparo; sin embargo, a la altura del predio conocido como El Guayabal, bajaron al sacerdote y lo privaron de la vida ocasionándole cuatro heridas por proyectil de arma de fuego. Tras los hechos, los individuos continuaron su camino rumbo de Zacapu, pero a la altura de la población de Villa Jiménez, ya durante las primeras horas del martes 20 de septiembre, a la unidad Tornado se le poncharon las llantas, por lo que el conductor se dirigió con un elemento de la Policía Municipal y le solicitó que le permitiera dejar la camioneta en el estacionamiento oficial. Enseguida, el tripulante de la Tornado se dirigió al automóvil Jetta que ahí lo esperaba y siguieron su tránsito rumbo a Zacapu, pero a la altura de Santa Fe de la Laguna tuvieron un accidente, ocasionando que los ocupantes abandonaran la unidad y por sus propios medios se retiraran del sitio para evitar que ser detenidos. Es de mencionar que la desaparición del sacerdote fue denunciada el miércoles 21 de septiembre y que el sacerdote fue encontrado sin vida la noche del sábado 24 de septiembre. El funcionario estatal resaltó que en todo momento, el gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo, instruyó que no se escatimará esfuerzo alguno para esclarecer estos hechos ilícitos y fue así que durante el trabajo de investigación emprendido por la PGJE se logró ubicar a las dos unidades, así como conocer la identidad de las dos personas, de quienes existen indicios de su participación en el hecho, por lo que fue solicitada la orden de aprehensión ante el Juez de Control, misma que fue obsequiada.

Comentarios