Gobierno de Colima concesiona zoológico a empresa sancionada por la Profepa

viernes, 11 de noviembre de 2016
COLIMA, Col. (apro).- José Ernesto Zazueta Zazueta, el empresario a quien el gobierno estatal concesionará el Parque Regional Metropolitano “Griselda Álvarez” para convertirlo en un zoológico Ecoparc, enfrenta señalamientos de incumplir una concesión similar en el Zoológico Ostimuri, de Ciudad Obregón, Sonora. Dicho establecimiento fue clausurado por la Procuraduría Federal de Protección del Ambiente (Profepa), la cual abrió un proceso administrativo en su contra por maltrato, así como deficiente cuidado y alimentación de los animales. El pasado miércoles 9, el gobernador de Colima, José Ignacio Peralta Sánchez, anunció formalmente el proyecto de transformación del parque regional en el EcoParc Colima Centro de Conservación de Vida Silvestre “Griselda Álvarez”. El propósito, explicó, es tener “un atractivo que complemente la oferta turística y de esparcimiento de las familias colimenses, además crear una conciencia ecológica y un conocimiento de los animales y de la vida silvestre y salvaje”. Acompañado por José Ernesto Zazueta, el mandatario estatal refirió que en ese espacio habrá especies como canguros, hipopótamos, cebras, cacatúas, chimpancés, tigres, jaguares, hienas y oso negro, entre otras. Peralta Sánchez informó que se generarán 700 empleos --200 de ellos directos--, además de que “en este lugar se preservará la vida silvestre, al contar los animales con espacios adecuados para su especie, bien atendidos y alimentados”. Además, dijo que habrá una clínica veterinaria para la atención de las especies, con un área de rescate en coadyuvancia con las autoridades federales para la rehabilitación de animales encontrados lastimados. Según el mandatario estatal, este proyecto se llevará a cabo “con una organización seria que tiene la experiencia, que está operando este tipo de instalaciones en otras entidades federativas y que cumple con todo lo que la normatividad exige”. Incluso, destacó que la empresa responsable de administrar el proyecto “generosamente ha decidido hacer una donación anual de 15 mil boletos para que se beneficien principalmente niños, alumnos y población que vive en situación vulnerable”. En su intervención, José Ernesto Zazueta, director de la empresa Fiesta Safari y presidente de la Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de México, se sumó al “esfuerzo, entusiasmo y compromiso” del mandatario “para que a partir de hoy y con su visión de vanguardia, transformemos el Parque Regional Metropolitano Griselda Álvarez en EcoParc Colima”. La inversión de esta rehabilitación, detalló, será en una primera etapa de 50 millones de pesos para trabajar la obra durante un año y, al mismo tiempo, cuidar el medio ambiente. Incumplimiento El 30 de diciembre de 2011, José Ernesto Zazueta Zazueta recibió del Ayuntamiento de Cajeme, Sonora, --a través de Fiesta Safari—la concesión administrativa “para el uso, aprovechamiento y explotación de un inmueble del dominio público municipal, consistente en la fracción sur-oeste del predio correspondiente al Parque Infantil Ostimuri, de Ciudad Obregón, para la construcción, ambientación y administración de un Parque Zoológico”. De acuerdo con el portal de noticias TV Pacífico, la empresa se comprometió a invertir 18 millones de pesos en la remodelación y ampliación del área del zoológico para que los animales no estuvieran en pequeñas jaulas, sino en un ambiente más cercano a su hábitat natural; en ese lugar albergaría a más de 800 animales exóticos de 250 especies diferentes. En octubre de 2014 el síndico Manuel Montaño Gutiérrez declaró que debido al incumplimiento de algunos compromisos y a irregularidades con las que operaba el zoológico, el Ayuntamiento estudiaba el retiro de la concesión. En enero de 2015, una comisión de regidores determinó que había mejorías en la conservación y mantenimiento del zoológico. No obstante, después de una serie de protestas de organizaciones civiles que denunciaron las malas condiciones en que se encontraban los animales, intervino la Profepa y el 11 de julio de 2015 clausuró temporalmente el zoológico, “como resultado de una visita de inspección que permitió constatar el deficiente cuidado y manutención brindado a 120 animales silvestres que integran su colección faunística”. Mediante un comunicado de prensa, la Profepa informó que durante el operativo la empresa concesionaria del zoológico no pudo acreditar la legal procedencia de 113 de estos ejemplares y constató que las condiciones de confinamiento y atención integral de los animales no eran las adecuadas. Por ello, aseguró a los mismos y ordenó el cierre de las instalaciones. “Se evidenció también la falta de atención en la alimentación de los animales, pues la mayoría de ellos se encuentran bajos de peso, además de haber encontrado vacíos los sitios de almacén de alimentos”, dijo la dependencia federal. Más: “Se detectaron a 11 ejemplares silvestres con claras huellas de laceraciones y/o alopecia, producto del estrés y las malas condiciones de las instalaciones que son utilizadas para su confinamiento”. Procedimiento administrativo Diez días después, el 22 de julio, la Profepa dio a conocer la apertura de un procedimiento administrativo contra el Parque Zoológico Ostimuri, ubicado en el Municipio de Cajeme, Sonora, y cuyo concesionario es la empresa Fiesta Safari, S.A. de C.V. Y es que, dijo, las pruebas ofrecidas por el inspeccionado para solventar las irregularidades detectadas durante la visita fueron insuficientes, pese a que fueron presentadas durante los cinco días posteriores a la inspección. Por ello, confirmó la clausura parcial temporal y el aseguramiento de los ejemplares durante el proceso de pruebas hasta llegar a la resolución correspondiente. El 14 de agosto de 2016 todavía se encontraba abierto el expediente PFPA/4.3/2C.27.3/00015-15 de la Profepa, aunque la dependencia reconoció que ya habían sido cumplidas las medidas de urgente aplicación, por lo que se elaboraba el resolutivo sin sanción. En tanto, el 15 de enero de 2016 el Ayuntamiento de Cajeme autorizó a la Sindicatura Municipal iniciar el procedimiento de extinción del Título de Concesión a la empresa Fiesta Safari, por el incumplimiento de los compromisos establecidos. Para febrero de este año, el director del DIF municipal de Cajeme, Abel Morales Fierro, declaró que las 100 especies de animales propiedad del Ayuntamiento que aún permanecían en el zoológico Ostimuri serían donadas a otros espacios de Hermosillo para su mejor atención. A su vez, la presidenta del DIF, Ena Olea de Félix, dijo estar muy interesada en que los animales recibieran un mejor trato. Además, informó que en el espacio del zoológico se construirá un área de juegos para niños con capacidades especiales.