Denuncian afectación a 140 familias por basurero dispuesto con engaños en Yajalón, Chiapas

jueves, 17 de noviembre de 2016
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis.- (apro).- Las autoridades municipales de Yajalón, en la región tzeltal-chol de Chiapas, compraron un predio bajo engaños a indígenas campesinos y ahora semanalmente hay cientos de toneladas de basura cada día que forman una montaña pestilente que amenaza la vida de una comunidad entera de 140 familias. En los últimos 13 años, un cerro fue creciendo junto a las viviendas, ríos y milpas propiedad de 140 familias de indígenas tzeltales y mestizos de Saclumil. Ahora ese cerro, formado por miles de tonelada de basura, amenaza la vida en el poblado porque los desechos generan fauna nociva -ratas, moscas, cucarachas, entre otros- y un río de un líquido maloliente que genera la basura al descomponerse. Ahora en Saclumil los habitantes no solo viven agobiados por un aroma pestilente y millones de moscas, sino que el río del que alimentan sus milpas y animales, ya fue alcanzado por el torrente de desechos. También sus pozos se encuentran contaminados. Los pobladores aseguran que en los últimos años al menos cuatro menores de edad han muerto por enfermedades gastrointestinales, y niños y adultos enferman por igual. En 2003, funcionarios del gobierno estatal llegaron a Saclumil -un poblado ubicado en la zona cercana a la cabecera municipal de Yajalón, fundado en la década de 1940- para comprar un terreno. "Nos dijeron que el terreno era para una Universidad, pero cuando empezaron a hacer la excavación, el ingeniero nos dijo que era para construir un relleno sanitario", explicó un grupo de pobladores. Detallaron que pese a la oposición de los pobladores, el relleno se construyó y por tres años la basura tuvo un tratamiento para evitar la contaminación. "Pero en la administración municipal de Alfredo Pinto (2006-2008) dejó de invertirse en el tratamiento de la basura y solo iban a dejarla ahí. La situación siguió cuando su hermano Jorge (Pinto) fue presidente y continúa ahora que dejaron como presidenta municipal a su cuñada, Lupita Pimentel Utrilla". Los pobladores empezaron a preocuparse cuando el olor que llega a sus casas se hizo insoportable y hasta las gallinas empezaron a morir. "Hemos hecho peticiones a los diferentes gobiernos municipales para que reubiquen el basurero, pero nos han ignorado. Lo último que hicimos fue pedir a la Jurisdicción Sanitaria que viniera a verificar. Vino el doctor Regulo Díaz y nos dijo que era urgente se cerrará el basurero y se limpiara el lugar porque eso era lo que nos causaba enfermedades, pero después ya no quisieron regresar porque dijeron que el problema era responsabilidad del ayuntamiento", detallaron los afectados. Ante la indolencia de las autoridades, los habitantes de Saclumil bloquearon desde el pasado 3 de noviembre la entrada al basurero. Esperan que el gobierno estatal intervenga y obligue al ayuntamiento a reubicar el basurero y limpiar la zona, incluido el riachuelo que pasa por su poblado, además de atender los problemas de salud que la contaminación les dejó. Reos también sufren la contaminación Además del poblado Saclumil, los reos del Centro de Readaptación Social (Cereso) numero 12, ubicado a poca distancia del basurero, denunciaron que sufren la contaminación de su ambiente. En una carta enviada al gobernador del estado el pasado 6 de noviembre, le explican que el mal olor, las moscas y el agua contaminada los están afectando. Otra denuncia semejante la hizo la empresa Gas COM, que también es colindante con el basurero. Ninguno ha recibido una respuesta a su demanda.

Comentarios