Liberan a 'mapaches” electorales capturados el sábado en Veracruz

lunes, 21 de noviembre de 2016
XALAPA, Ver. (apro).- Los tres exoperadores del gobierno inconcluso de Javier Duarte, incriminados en la red de “mapaches electorales” de 2013, al fraguar una aceitada y dinámica red de sinergia entre los programas de la Sedesol y el PRI estatal, fueron liberados ayer por la tarde-noche bajo la modalidad de libertad bajo caución. Anselmo Estandía, exalcalde de Boca del Río y exdirector del Acuario de Veracruz; Gabriela Tejeda Martínez, exregidora del ayuntamiento de Boca del Río, y Felipe Sosa Mora, operador político del PRI, fueron dejados en libertad pese a su vinculación en ilícitos electorales. El propio Felipe Sosa escribió en su muro de Facebook este lunes: “Muchas gracias a todos por sus mensajes y llamadas de apoyo para mí y para mi familia, gracias a dios todo está bien y las cosas muy pronto se pondrán en su lugar... Que tengan un día lleno de #exito #chamba #llegofelipe vamos con todo #2017”. Sosa Mora, cercano al extitular de la Sefiplan, Salvador Manzur Díaz –exbrazo derecho de Duarte de Ochoa– fue detenido por elementos de la PGR en un centro comercial, donde habría intentado huir corriendo, sin embargo, 36 horas después fue liberado. La Fiscalía General del Estado (FGE) y la PGR han guardado silencio sobre el monto económico que habrían pagado los “mapaches electorales” para salir bajo caución, así como su situación jurídica. Fue el sábado 19 cuando la Fepade cumplió con una orden de aprehensión en contra de los tres personajes antes mencionados. Ramsés Arturo Ruiz Casares, director general adjunto de confirmaciones y procesos de la Fepade, informó que la orden de aprehensión fue girada por un juez de distrito de la ciudad de Veracruz. Tanto Estandía como Sosa y Tejeda pertenecen al llamado “grupo Boca”, cuyo líder, Salvador Manzur Díaz, también se encuentra bajo investigación por su presunta participación en una red de “mapaches electorales” en la que además se involucró al exgobernador Javier Duarte y a la exsecretaria de Desarrollo Social federal, Rosario Robles, hoy titular de la Sedatu. Por ese escándalo ocurrido en el primer trimestre de 2013, Duarte debió despedir a Manzur Díaz, quien hoy funge como delegado federal de Banobras. Este lunes, en rueda de prensa, el exdiputado federal panista Humberto Alonso Morelli señaló al actual secretario de Desarrollo Social estatal, Ranulfo Márquez, y al exsecretario de Salud, Pablo Anaya, como involucrados en las denuncias por delitos electorales. En los audios filtrados en 2013, el propio Anaya celebra la fusión de programas electorales con las campañas del PRI: “¡Nos tiene que ir a toda madre a todos!”. Humberto Alonso Morelli dijo que en las querellas hay implicados unos 56 funcionarios públicos, entre federales, estatales y municipales, de las cuales ocho son las relevantes y en donde Salvador Manzur sería el principal responsable.