Por no tener permiso de Semarnat, clausuran obras de ampliación del Hotel Me by Meliá Cancún

miércoles, 23 de noviembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró las obras de ampliación y remodelación del Hotel Me by Meliá Cancún, en el municipio de Benito Juárez, Quintana Roo, por no tener autorización en materia de Impacto Ambiental expedida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). En un comunicado, la dependencia informó que, en atención a diversas denuncias públicas, personal de la Oficina Regional de la Profepa en Akumal, inspeccionó las instalaciones del hotel, donde cuantificó una afectación de 25 mil 045 metros cuadrados debido a actividades de construcción. Los inspectores federales de la Profepa observaron obras como dos edificios de cuatro niveles; una cisterna; la remodelación del hotel principal y jardineras; así como excavaciones y remoción de suelo, todas sin contar con autorización de Semarnat. El predio se encuentra en la zona turística de Cancún y está muy próximo a la Laguna de Nichupté, declarada como Área Natural Protegida (ANP) por las especies endémicas y el frágil ecosistema de humedal costero que presenta. “Por ello, la medida de seguridad impuesta tiene como propósito evitar que se continúe con las actividades de construcción, las cuales pueden afectar la duna costera y la playa, que es lugar de anidación de tortuga marina”, señala la Profepa. Personal de la Profepa constató, entre la obra, “presencia de algunos individuos de Palma chit (Thrinax radiata), y de fauna local como la iguana gris (Ctenosaura similis). Estas especies se encuentran protegidas de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010”. Estos ejemplares de fauna y flora silvestre representan los remanentes de un ecosistema natural de duna costera, cuya importancia del litoral donde se retiene la arena que forma la playa, producto de acumulación de residuos coralinos que le dan belleza a las playas de Cancún, sostiene. Además, la duna costera junto con el matorral costero conforman la barrera natural de protección en una franja de tierra y arena, que limitan un cuerpo de agua extenso que da origen a la laguna de Nichupte. “En dicha ANP se refugian especies de vida silvestre como el mangle negro (Avicenia germinans); mangle rojo (Rhizophora mangle); y el mangle botoncillo (Conocarpus erectus), que proporcionan refugio a fauna local como el Cocodrilo (Crocodylus moreletii). “Es importante señalar que se impondrán medidas de restauración para lograr la recuperación del ecosistema, destacando que el impacto ambiental puede ser sancionado hasta con 50 mil Unidades de Medida y Actualización de acuerdo a la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente”. Añadió que se elaborarán las denuncias penales correspondientes, que de acuerdo al Código Penal Federal podrían alcanzar penas desde uno a nueve años de prisión y de trescientos a tres mil días multa.

Comentarios