Acusación de enriquecimiento ilícito, consecuencia de ser transparente, dice "Kiko" Vega

sábado, 26 de noviembre de 2016
MEXICALI, BC (proceso.com.mx).- Luego de calcular que tiene 25 propiedades a su nombre en Baja California, el gobernador Francisco Vega -acusado de enriquecimiento ilícito y de peculado por la propiedad de bienes inmuebles en Estados Unidos y México- señaló que "si hay alguna consecuencia sobre la transparencia y honestidad, pues !qué le puedo hacer!". El sonorense que gobierna Baja California desde noviembre de 2013, el quinto panista en ganar al hilo en las urnas al PRI, advirtió que corre un riesgo como político pero "prefiero correrlo que andar escondiéndome y usar técnicas y mañanas de prestanombres que no corresponden". Según la averiguación previa 5189/13/211/AP, presentada en mayo de 2013 por la actual diputada federal Nancy Sánchez, las 40 propiedades que tenía ese año estaban registradas a su nombre, a dos de sus hijas, su actual esposa y de Enrique Rafael Victoria Espinoza, señalado de ser el comprador previo de las propiedades del político panista. En conferencia de prensa, Vega de Lamadrid dijo que las propiedades que tiene en Baja California están apegadas a la normatividad de transparencia del gobierno estatal pero se abstuvo de informar el número exacto de terrenos y casas que posee en la entidad. “Todo lo que tengo es público, se hablan de muchas propiedades pero no se hablan de las que he vendido en mi vida. Hay que darle una revisada puntual (a los documentos) para ser mucho mas objetivos”, expresó al tiempo de apurar que sus propiedades son “algunas, no sé el monto pero no coincide con los números que se identifican, posiblemente tengo 25, hay que revisarlas una por una y saber cuales son, pero todas están a mi nombre”. Vega de Lamadrid sostuvo que todos los bienes que tiene los ha adquirido con recursos propios de sus actividades empresariales desde hace 40 años, “no me he beneficiado ni me beneficiaré de lo que es el gobierno ni siquiera de la condición propia de uno en materia de información”. En 1989 se afilió al PAN de esta ciudad fronteriza donde era dueño de una casa de empeño, su cargo en el gobierno de Ernesto Ruffo como director de Inmobiliaria del Estado coincidió con la adquisición de casas y terrenos, la cual se incrementó durante su periodo de presidente municipal de Tijuana. Antes fue secretario de Planeación y Finanzas del gobernador Hector Terán. Enfatizó que la relación de las propiedades, que es un tema que floreció en 2013 durante la campaña electoral, es información conocida y ahora es retomada por otros medios de comunicación. Precisamente, en ese año Sánchez Arredondo presentó una denuncia penal pero fue archivada sin investigar en la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales y en la Procuraduría General de justicia del Estado. “Nunca me citaron a declarar, la denuncia quedó ahí, no me equivoqué pues tenía 40 propiedades como candidato y ahora tiene 60 como gobernador”, comentó. En la víspera de la conferencia, el equipo de imagen de Kiko Vega emitió un comunicado para señalar que no tenía conocimiento de alguna investigación ni evidencia, además que ha realizado sus declaraciones de impuestos de manera puntual.