Remodelación en IMSS de Oaxaca retrasa cirugías, denuncian en CNDH

miércoles, 9 de noviembre de 2016
OAXACA, Oax. (apro).- La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca urgió la intervención de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en el caso de dos pacientes que llevan cinco días en espera de cirugías en los quirófanos del Hospital Número 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que se encuentran en remodelación. El organismo alegó que la falta de atención oportuna podría significar la violación al derecho a la salud de los dos pacientes, cuyos familiares denunciaron vía telefónica la situación. Por ello, integró los expedientes DDHPO/2258/(01)/OAX/2016 y DDHPO/2249/(01)/OAX/2016 contra el área médica de urgencias del Hospital General de Zona 1 del IMSS, donde están internados los pacientes. Personal de la Defensoría acudió al hospital para exponer a la directora el problema de los quejosos. Sin embargo, la secretaria del área de Subdirección les manifestó que debían presentar un oficio de la CNDH, por ser el organismo competente. En compañía de familiares de los agraviados, la Defensoría del Pueblo de Oaxaca solicitó la intervención del director general de Quejas y Orientación de la CNDH, a quien remitió los expedientes de queja para que el organismo nacional continúe con la indagatoria y emita la resolución correspondiente. De acuerdo con la información recibida por la Defensoría, una de las pacientes está internada desde el pasado 28 de octubre por una fractura de mano con hueso expuesto. No obstante, 12 días después no ha sido programada para la operación pues, según los médicos, debía terminar un esquema antimicrobiano para ser valorada y operada. Familiares del otro paciente manifestaron que él está internado desde el pasado 31 de octubre en el área de Urgencias, debido a la falta de circulación en su pierna izquierda, que le generaba un gran dolor. En este caso, el diagnóstico de los médicos fue que el paciente debía ser operado para amputarle dos dedos y, con ello, evitar que avance la infección que padece. Según sus familiares, los médicos les solicitaron comprar medicamentos para el paciente con un costo de casi 100 mil pesos, pero no se los han suministrado. Al paso de los días, la infección avanzó y ahora los médicos les informaron que deberán amputar hasta la rodilla izquierda. Aun así, la intervención se ha retrasado por la remodelación de los quirófanos.

Comentarios