Lleva potabilizadora de Bacanuchi 3 semanas sin servicio; acusan malas prácticas

martes, 13 de diciembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La planta potabilizadora de agua del pueblo de Bacanuchi, en Sonora, que fue instalada después del derrame de 40 millones de litros de una solución de cobre acidulada en los ríos Sonora y Bacanuchi por una mina de Grupo México el 6 de agosto de 2014, lleva tres semanas sin funcionar por falta de energía eléctrica y porque “los actores se acusan mutuamente de malas prácticas”. La organización PODER retomó la denuncia de los pobladores sonorenses, según los cuales el pasado 21 de noviembre un par de hombres robaron el generador eléctrico de diesel que alimentaba en energía la planta potabilizadora, la cual “solamente daba agua durante tres horas”. De acuerdo con PODER, la empresa IDEAS instaló la planta potabilizadora y la operó durante los primeros seis meses. Al vencerse su contrato, el pasado 10 de junio, la empresa debía dejar la operación a Grupo México, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y los demás participantes del fideicomiso que se constituyó para reparar el terrible daño ecológico provocado por el derrame. Un vocero de la empresa IDEAS aseveró a PODER que solicitaron a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) dotar de energía la planta, pero no funcionó. La empresa afirma que la CFE se negó a instalarla, a su vez,  la dependencia asevera que la empresa no “cumplió con los requerimientos técnicos para que se instalara energía eléctrica”. La planta potabilizadora Bacanuchi es una de las 36 que son parte del Fideicomiso Río Sonora,  que tiene una capacidad de tres litros por segundo.

Comentarios