'Oaxaca está en paz y en marcha”, dice Murat pese a acciones de la CNTE y repudio de ONG

viernes, 2 de diciembre de 2016
OAXACA, Oax. (apro).- “Oaxaca está en paz, está en marcha, tiene ruta y tiene gobernador”, afirmó Alejandro Murat después de asumir como titular del Ejecutivo estatal, pese a que la CNTE mantenía por lo menos 20 bloqueos carreteros, además de sitiar el Congreso local y los complejos gubernamentales de Ciudad Administrativa y Judicial. Luego de tomar posesión en un set de la Corporación Oaxaqueña de Radio y Televisión a las 1:30 horas del jueves, el cual se improvisó como recinto legislativo, Murat recorrió el zócalo capitalino donde se tomó fotos con algunos transeúntes y luego ingresó al palacio de gobierno “en paz y gracias al diálogo”, argumentó. A su paso se escucharon algunas consignas como “¡Sección 22, la única no hay dos!”, luego recibió al gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, y por la noche dio a conocer su gabinete. Hizo hincapié en que ya se dialogó con maestros de la sección 22 y acordó que el próximo miércoles entablarán una reunión de trabajo formal, donde se esperan anuncios importantes, entonces, “gracias a la política de diálogo se han podido mitigar y cancelar amagos de protestas”. Y mientras Murat Hinojosa realizaba hoy su primer acto de gobierno en el Hospital Regional de Alta Especialidad, ubicado en el municipio conurbado de San Bartolo Coyotepec, donde develó una escultura, en Loma Bonita se registró la primera ejecución en su administración. Según reportes policiales, el ataque armado ocurrió sobre la avenida Ferrocarril alrededor de las 12:00 horas a unos metros de la construcción del nuevo parque acuático infantil de Loma Bonita, en la cuenca del Papaloapan, cuando un joven que conducía su bicicleta fue atacado a balazos. Mientras que en el fraccionamiento Las Palmas y en la colonia Linda Vista de Tuxtepec se registraron balaceras que movilizaron a elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y Policía Federal, donde se reportó herido a Santos Martínez Nicolás. Por su parte, unas 20 organizaciones, emitieron una declaración política del movimiento social donde repudian “el retorno del PRI a la gubernatura del estado, pues ha representado la miseria y pobreza para los pueblos de Oaxaca, la represión a las organizaciones disidentes, la imposición de los proyectos neoliberales y sus reformas estructurales”. Y advierten que “el pacto que propone Alejandro Murat con las organizaciones y particularmente la sección 22, es similar al llamamiento que en algún momento hiciera Ulises Ruiz Ortiz y Gabino Cué. La cualidad del movimiento radica en organizarse ante un enemigo que públicamente llama al diálogo pero sus operadores golpean al movimiento social en su conjunto”. Luego alertan que “mantendremos la lucha y exigencia de: Cancelación inmediata de la reforma educativa en Oaxaca, la caída de todas las reformas estructurales; la libertad de todos los presos políticos de Oaxaca y el país; justicia para los asesinados el 19 de junio en Nochixtlán, Bety Cariño, Jyri Jaakkola y todos los asesinados políticos en el país, la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa, así como todos los desaparecidos del país; por el regreso del Ejército a sus cuarteles, el destierro de las empresas trasnacionales de territorios comunales, y por el complimiento de las demandas del pueblo de Oaxaca”. Finalmente, manifiestan que “los pueblos y comunidades originarios expresamos de manera abierta nuestro rechazo en contra de los megaproyectos que dañan la naturaleza, la vida comunitaria y que pretenden imponer a sangre y fuego las empresas trasnacionales en contubernio con los gobiernos federal y estatal”.

Comentarios