PGJ de Baja California fabrica expediente penal para inculpar a colaborador de Proceso

viernes, 2 de diciembre de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Procuraduría General de Justicia del estado de Baja California fabricó un expediente penal para inculpar al periodista local Antonio Heras, colaborador de Proceso, de un delito que jamás cometió. Curiosamente, la acusación se da en un entorno de amenazas e intimidación a reporteros y medios de comunicación independientes por parte del gobierno de Francisco Kiko Vega. El burdo “montaje jurídico” operado por la PGJE busca incriminar a Heras en un presunto fraude en la venta de vehículos importados a través de la empresa JM Importaciones, con domicilio en el Conjunto Urbano Orizaba de esta ciudad, de la que Heras nunca antes había oído hablar. Más aún, en el Nuevo Sistema de Justicia Penal se encuentran radicadas seis denuncias contra el reportero, todas ellas por presuntos compradores de vehículos presumiblemente defraudados, uno de los cuales es un funcionario del Sistema Educativo Estatal. En todos los casos, las denuncias siguen un mismo patrón: Los quejosos mencionan que compraron un vehículo en dicha empresa y que nunca recibieron la unidad. También aseguran que se apersonaron con Francisco Javier El Cachetes, la persona que les vendió los autos, y que éste les dijo que si querían demandar lo hicieran, pero a nombre de Antonio Heras, el dueño, ya que él solo era el vendedor. Según Heras, todo es un “montaje burdo” del gobierno estatal para meterlo a prisión. En lo que va de su gestión, dice, Kiko Vega se ha dedicado a acallar voces críticas y a emprender campañas negras contra periodistas que incluyen veto y condicionamiento de la publicidad a medios de comunicación para orientar su línea editorial. El colaborador de Proceso recuerda que en agosto pasado Jorge Alberto Cornejo, coordinador de Imagen y Publicidad del gobierno estatal, y subdirector de Comunicación en el sexenio del sonorense Guillermo Padrés --actualmente preso en la Ciudad de México--, condicionó la publicidad institucional de tres años a Grupo Imagen a que Heras no dirigiera un programa noticioso local que estaba en proyecto. En entrevista, Heras negó cualquier vínculo con la empresa importadora de autos y asegura que se dedica de tiempo completo a ejercer su oficio de periodista. Antonio Heras fue uno de los firmantes de la carta difundida recientemente en la que un grupo de periodistas exigieron al gobierno estatal respeto a la libertad de expresión y cese de las campañas negras y de hostigamiento contra comunicadores bajacalifornianos.

Comentarios